Expertos ven en la cultura tradicional un antídoto contra la despoblación

Honorio Velasco, durante su intervención. /Ical
Honorio Velasco, durante su intervención. / Ical

El catedrático Honorio Velasco considera «una utopía» creer que se van a repoblar todos los pueblos, pero afirma que estas zonas «no pueden ser las abandonadas de la sociedad»

CLAUDIA CARRASCALSegovia

La contribución de los municipios a la sostenibilidad del planeta, así como la importancia de la cultura tradicional para la supervivencia de los pueblos son algunos de los aspectos que abordan desde ayer catorce expertos en la materia. El Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana Manuel González Herrero y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) han organizado las Jornadas sobre Despoblación y Cultura Tradicional, que acoge el Teatro Juan Bravo, para compartir experiencias sobre la materia.

El catedrático de Antropología de la UNED y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Honorio Velasco, explica que es una utopía creer que se van a repoblar todos los municipios, porque es evidente que «no va a ocurrir». Sin embargo, advierte de que estas zonas «por despobladas, tampoco pueden ser las abandonadas de la sociedad».

El objetivo de estas jornadas es sensibilizar a la ciudadanía en general, pero también a las instituciones, sobre los efectos de la despoblación, un problema que, a su juicio, «importa a todos y no solo a las poblaciones afectadas». Velasco advirtió de que en muchas ocasiones las cifras sobre demografía reflejan la realidad, pero ocultan las experiencias de las personas y de las comunidades, por lo que animó a examinar esta problemática desde un punto de vista más humano. Además, en su opinión, deberían de incluir la visión de la gente que se marcha, pero también de aquellos que se quedan en los pueblos.

El también director de las jornadas comentó que la cultura tradicional es uno de los patrimonios inmateriales más importantes, ¯un tesoro que es necesario proteger» En la misma línea, detalló que puede constituir un recurso importante para evitar que los municipios de la provincia se despueblen. En todo el país existen experiencias de éxito que demuestran que la cultura tradicional puede contribuir a la supervivencia de los núcleos más pequeños.

En estas jornadas participan expertos que pretenden aportar algunas de las claves, como el director del Proyecto Nacional del Inventario de los Conocimientos Tradicionales, que está recopilando una parte de los potenciales recursos rurales, en especial, los relacionados con las plantas. Se trata de un trabajo coordinado por el Ministerio de Transición Ecológica que ya cuenta con cuatro volúmenes y está previsto que se publiquen otros cuatro con el fin de que «el conocimiento se mantenga», aseveró.

Otros proyectos que se están desarrollando en zonas como Jaén, Sevilla, Navarra, Extremadura o La Cabrera (Madrid) también se están dando a conocer en este encuentro, en el que se ha puesto de manifiesto que aspectos tan diversos como las mascaradas, romerías, la danza, la música o el arte pueden constituir una táctica contra la despoblación.

Por otra parte, Velasco hizo hincapié en la contribución de los pueblos a la sostenibilidad. Son enclaves que están en plena sintonía con la Cumbre de Río de Janeiro, pero también con la recuperación de la biodiversidad y el conocimiento tradicional vinculado a los terrenos, los campos, el clima, las plantas o los animales, porque «son la base de la biodiversidad», apostilló el catedrático de Antropología de la UNED.

Concienciación

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, sostuvo que estas jornadas pretenden concienciar a la ciudadanía, pero sobre todo a los jóvenes, sobre la repercusión positiva que puede tener la cultura tradicional sobre los municipios. En la misma línea, recordó que la Diputación es sensible a estos problemas, por lo que contribuye al desarrollo de jornadas como estas que permiten abordar posibles soluciones e intercambiar opiniones y experiencias entre ponentes procedentes de diferentes puntos de España.

Vázquez advirtió de que la despoblación siempre se aborda desde el punto de vista del empleo, de la falta de actividad económica, pero «se olvida» que con la pérdida de habitantes peligra también «la riqueza del patrimonio cultural y tradicional» de los pueblos.