La Esteva lanza un SOS para salvar su festival folclórico internacional

Representantes de los diferentes grupos. /Antonio Tanarro
Representantes de los diferentes grupos. / Antonio Tanarro

Seis grupos participan en la trigésimo primera edición, organizada con un mermado presupuesto

SUSANA CASTILLEJOSegovia

El XXXI Festival Folclórico Internacional organizado por la Asociación Cultural La Esteva arrancó anoche, en la plaza del Azoguejo, con fuerza e ilusión a pesar de las dificultades presupuestarias que atraviesa. Segovia reúne hasta el domingo, 8 de julio, a seis grupos de España y de otros países que demuestran que el baile y la música sirven de nexo de unión. La presidenta de la asociación y directora del festival, Rosa Velasco, aseguró en la presentación de festival que la reducción de recursos económicos con respecto a otras ediciones no ha mermado las ganas y la ilusión que permiten que esta actividad siga adelante un año más. A pesar de este optimismo, Velasco manifestó que los miembros de La Esteva«están tristes por la situación en la que se encuentran y parece que nadie lo ve».

Los grupos presentes en esta edición del festival son muy diversos. Representando a la provincia actúa el Grupo de Paloteo de Bernuy de Porreros, localidad que desde tiempos inmemoriales ha conservado las danzas interpretadas por sus mozos y los bailes tradicionales del día de San Antonio y de Santiago. Procedente de Zamora llega el grupo Don Sancho, fundado como asociación etnográfica dedicada a la recopilación y difusión del folclore zamorano. El anfitrión será el grupo La Esteva, asociación que se ocupa de investigar, enseñar y dar visibilidad al folclore segoviano. También actuará el Grupo de Danzas de Logroño, que es el pionero del folclore en La Rioja y uno de los más antiguos del panorama español.

Procedentes de otros países, participan en el festival Ansamble Folklorik Mokra de Tirana, de Albania, que representa las tradiciones y costumbres de la región sureste de ese país, y Folk Dance Culture Philippines of Ontario de Toronto, que quiere mantener y compartir el patrimonio cultural filipino instruyendo a niños y jóvenes de Canadá en la música, la danza y las artes escénicas. Rosa Velasco insistió en la delicada situación en que se encuentra el festival. «La danza folclórica lo que refleja es colorido, es alegre, pero no es el caso con las ayudas que tenemos». La Esteva no se siente reconocida y agoniza por momentos. Desde que comenzó la crisis, muchas de las ayudas por parte de las instituciones han desaparecido y actualmente sus ingresos son escasos. Un gran apoyo para la asociación es la ayuda recibida por la Asociación Don Juan de Borbón. Su coordinadora, Noelia Gómez, se siente «muy empática con la situación que está viviendo La Esteva y, en general, el mundo del folclore en España. Es una situación que atraviesa toda la cultura».

La crisis, dijo, ha llevado a un estancamiento de la actividad cultural, que se encuentra en un momento decisivo. Aseguró de que la creatividad, con elementos como el 'crowdfunding' y otro tipo de donaciones, puede ayudar a conseguir nuevas formas de financiación.

Por su parte, la concejala de Urbanismo y de Patrimonio Histórico y de Turismo, Claudia de Santos, señaló que el patrimonio material que transmite este festival «habla de valores, del modo de ser y estar». De Santos se refirió a la labor que lleva a cabo la presidenta de La Esteva, y en general de la asociación, de la que dijo que debe sentir orgullo por ser portadores de transmitir estas raíces al resto de los ciudadanos.

El presupuesto del festival se ha reducido a más de la mitad, por lo que no es posible sacarlo adelante tal y como la asociación desearía, sino de forma mucho más modesta. En los últimos años, el número de grupos internacionales que participaban en el festival se ha visto reducido al no poder asumir los costes que supone desplazarse hasta la capital segoviana. La asociación La Esteva «tiene miedo de que se caiga un año el festival y ya nadie sea capaz de levantarlo de nuevo», aseguró Rosa Velasco, quien hizo un llamamiento a la colaboración «para que este patrimonio inmaterial creado durante tantos años con mucha ilusión no acabe en el olvido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos