El Espinar hace un guiño al circo con su Concierto de las Teas

Ensayo de la Banda Municipal de Música de El Espinar para el Concierto de las Teas de esta noche /Pedro Luis Merino
Ensayo de la Banda Municipal de Música de El Espinar para el Concierto de las Teas de esta noche / Pedro Luis Merino

Setenta músicos de la Banda Municipal ofrecen esta noche en la plaza de toros un espectáculo con una docena de canciones de diferentes géneros

QUIQUE YUSTESegovia

A punto de cumplir su vigésimo aniversario, el Concierto de las Teas de El Espinar regresa esta noche a la plaza de toros de la localidad, donde cientos de personas podrán disfrutar de la actuación de la Banda Municipal de Música. Será la decimonovena edición de un concierto que destaca por ser diferente cada año. No hay dos iguales, ni siquiera parecidos, circunstancia a la que ayuda que cada concierto cuente con una temática sobre la que giran las canciones, tocadas a la luz del fuego de las teas colocadas en la plaza de toros.

En esta ocasión el circo será el protagonista de la actuación, que comenzará a las diez de la noche y que tendrá una duración aproximada de hora y media. Bajo el título de 'Sinfonía circense', la actuación estará dirigida por Ignacio Rincón y contará con la participación de casi setenta músicos de la banda, quienes llevan más de dos meses de ensayos. Sin embargo, Ignacio Rincón explica que las pruebas para la actuación de esta noche «han sido un poco caóticas», ya que al mismo tiempo que se preparaban las canciones para el Concierto de las Teas se ensayaban temas para alguno de los otros seis compromisos que la banda tiene repartidos por la provincia a lo largo de todo el verano. Aún así, Rincón espera un «concierto especial» al que acuda mucha gente. Con entradas (en taquilla) a un precio que oscila entre 10 y 15 euros, el concierto ha llegado a reunir en la plaza de toros de El Espinar a más de 1.500 personas en anteriores ediciones.

El director de la Banda de Música explica que la interpretación de las piezas estará acompañada por elementos artísticos relacionados con el circo. «Hemos escogido la música más oportuna», explica Rincón. En total, serán una docena de canciones de temática variada las que toquen los músicos. Habrá tiempo para el género sinfónico, el jazz, el pop o el rock, con melodías adaptadas por la banda a una versión instrumental. «No en todos los temas que tocará la banda hay número. No hay una línea concreta», matiza Ignacio Rincón sobre una actuación en la que «habrá espectáculos circenses, personajes que bailan al ritmo de la música...».

Desde 2001

El Concierto de las Teas comenzó a celebrarse en 2001 y en este tiempo se ha convertido en un referente cultural de los veranos de El Espinar, con cambio de ubicación incluida (empezó en la plaza de la Constitución y se trasladó a la plaza de toros, con más capacidad para el público). A lo largo de sus diecinueve años de historia han sido varias las disciplinas que han protagonizado la actuación. Por ejemplo, en 2012 fueron los caballos los que acompañaron las notas de la Banda Municipal de Música de El Espinar. La danza clásica, la ópera, la zarzuela, los bailes de salón o las tradiciones populares han sido otras de las temáticas escogidas para esta iniciativa, que el año que viene soplará veinte velas.

Nuevo curso

Entre ensayos y conciertos, la Banda Municipal de Música de El Espinar se prepara para un nuevo curso para el que ya tiene abierto el plazo de matriculaciones. La previsión, según su director, es que el número de alumnos se mantenga en los mismos niveles que otros años, en torno a los 400 estudiantes. Aunque se ha intentado sacar adelante nuevas asignaturas, finalmente no serán ofertadas por la falta de demanda. Es el caso de las clases de fagot, que tan solo contaban con un alumno interesado, o las de pulso y púa, cuya implantación se pretendía tras la creación de la Rondalla de El Espinar. «Desgraciadamente se ha apuntado muy poca gente», lamenta Rincón.

Sí que saldrá finalmente una clase para personas con discapacidad. En principio, los alumnos estarán en una clase aparte, aunque el director de la banda afirma que se estudiará incluirlos en el resto de clases en función de sus capacidades.

Ignacio Rincón debutó como director de la Banda de Música de El Espinar –también está al frente de la escuela municipal–, con el tradicional concierto de San Eutropio, a finales del mes de abril. Rincón, de 34 años, cogió la batuta que dejó José Luis López Antón.