La Escuela de Idiomas quiere frenar la caída de alumnos con el nivel C2 de inglés

Una estudiante se matricula en la Escuela Oficial de Idiomas para este curso/Antonio De Torre
Una estudiante se matricula en la Escuela Oficial de Idiomas para este curso / Antonio De Torre

El centro, que inicia el nuevo curso con 1.800 matriculas, ofrecerá esta opción en octubre de 2019

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Los idiomas se han convertido en una puerta decisiva para la entrada al mercado laboral, también para optar a un puesto de trabajo mejor, viajar o para buscar información a través de Internet. El idioma por excelencia es el inglés, aunque cada vez son más las personas que también optan por lenguas como el alemán o el chino. La Escuela Oficial de Idiomas es la institución elegida cada año por cerca de dos millares de alumnos de Segovia para iniciarse o perfeccionar sus dotes comunicativas en diferentes idiomas. Con una andadura superior a las tres décadas en la ciudad, la EOI se ha convertido en «el lugar más eficaz y económico» para sumergirse en las lenguas, explica la directora del centro, Nuria Álvarez.Las principales ventajas que ofrece esta escuela a sus alumnos, señala Álvarez, son la disponibilidad de grupos de mañana y tarde en diferentes horarios, el elevado número de horas lectivas que reciben a lo largo del curso académico, unas 120, la calidad de la enseñanza y los reducidos precios de matrícula anual, 162 euros para nuevos alumnos y 132 euros para los antiguos.

A pesar de ello, el número de alumnos ha disminuido en los últimos años, una disminución generalizada en todas las escuelas de la Comunidad que, a juicio de la directora del centro segoviano, está motivado por la caída de los niveles de población en Castilla y León y, en especial, en el medio rural.

No obstante, esta tendencia podría revertirse en los próximos años y atraer a un importante número de nuevos alumnos. Para lograr este objetivo, el centro ha emprendido una campaña publicitaria con la que pretende llegar al máximo número de personas de todas las edades. Además, el nuevo plan de estudios que se aplicará a partir de octubre contempla nuevos niveles que contribuirán a incrementar las cifras a partir 2019.

En 2017, 31 docentes se encargaron de impartir los diferentes niveles y cursaron alguno de los seis idiomas que oferta la escuela 1.476 alumnos. De ellos, 971 se matricularon en inglés, 200 en francés, 104 en alemán, 57 en italiano, 99 en español y 45 en chino. Además, un total de 136 personas optaron por la versión a distancia que ofrece el centro, más conocida como 'That's English'.

La mayoría de los estudiantes se concentran en la sede de Segovia (1.267), aunque las personas que residen en el medio rural también tienen la posibilidad de ampliar sus conocimientos en idiomas gracias a las secciones de Cuéllar, con 83 alumnos de inglés y 4 de francés el curso pasado, El Espinar, con 58 estudiantes, Cantalejo, con 33, y Sepúlveda, con 31.

Todavía no se dispone del dato exacto del número de matriculaciones que se producirán para el curso 2018-2019, ya que hasta finales de septiembre no concluyen todos los plazos de matrícula. No obstante, la directora estima que podrían superarse los 1.800 alumnos en total.

Hasta final de mes

El pasado 7 de septiembre concluyó el plazo de preinscripción extraordinario. Ahora los alumnos disponen hasta el 25 de septiembre para formalizar la matrícula. Los que se hayan presentado a la convocatoria de septiembre conocerán los resultados de los exámenes los próximos días y tendrán hasta el día 20, en función del curso y del idioma para inscribirse de nuevo. La última fecha del calendario de matriculación es el 28 de septiembre, día en el que se adjudicarán las plazas vacantes hasta completar los treinta alumnos por grupo y se hará por estricto orden de llegada en la Secretaria de la EOI. A partir del 1 de octubre los estudiantes volverán a desempolvar sus habilidades y llenaran las aulas de debates y relatos en todos los idiomas.

El Real Decreto 1041/2017 de 22 de diciembre ha modificado el plan de estudios vigente hasta este curso y que databa de 2006. Una normativa autonómica que supondrá la implementación de un nuevo nivel en inglés en Segovia, el C2. No será hasta octubre de 2019 cuando se imparta en la EOI, pero la dirección del este centro ya ha solicitado la autorización con el fin de que el proceso no se demore. «Esta decisión supone una gran noticia para la escuela, pero sobre todo para los alumnos, que hasta ahora no tenían más remedio que abandonar el centro si aprobaban el C1 y en la mayoría de los casos esto suponía dejar en el cajón del olvido el inglés», explica Álvarez. Asimismo, considera que la gente está tomando cada vez más conciencia de la importancia que tienen los idiomas en la vida cotidiana, motivo por el que los niveles a los que aspiran los alumnos son cada vez más elevados.

A su juicio, es importante que la EOI avance al ritmo que lo hace la sociedad y ofrezca a sus usurarios la posibilidad de seguir mejorando y practicando lo aprendido porque «los idiomas son un compañero para toda la vida, como una planta que hay que regar a diario», apunta. Por esta razón, el equipo directivo prevé que el nuevo nivel comience su andadura en el curso 2019-2020 «desbordado de alumnos».

Para garantizar el aprendizaje de este nivel superior del idioma, el decreto prevé que se imparta en dos cursos académicos que se denominarán C2.1 y C2.2. Con el nuevo plan se establecen las exigencias mínimas del nivel básico y el currículo de los niveles intermedio y avanzado. El nivel básico se compone de los cursos A1 y A2, el intermedio lo integran los cursos B1, B2.1 y B2.2, y el avanzado se corresponde con el C1, C2.1 y C2.2. El hecho de que los grados superiores de intermedio y avanzado, que sirven para obtener una titulación oficial, se desdoblen en dos cursos permitirá que sean más asequibles para los alumnos, aclara la directora del centro. El objetivo es que puedan adquirir las competencias y obtener el certificado de forma cómoda y reduciendo el nivel de exigencia.

Cambio en la terminología

La modificación del plan de estudios implica un cambio de la terminología empleada para los niveles, con el fin de que deje de utilizarse la obsoleta denominación de básico, intermedio y avanzado y comiencen a nombrarse con un lenguaje más actual y universal como es el de A, B y C.

Otra de las novedades de este año es que, por primera vez, las clases del turno de mañana no se impartirán en el edificio vicerrector Santiago Hidalgo, antigua facultad de Magisterio, sino que se trasladarán al Conservatorio de Música, situado en barrio de Nueva Segovia y que ya alojaba a los alumnos de algunos cursos. Eso sí, por las mañanas tan solo tienen opción de acudir a clases los interesados en cursar inglés entre el nivel A1 y el B2 y francés desde el A1 hasta el B2.1.

Para estudiar idiomas nunca es tarde. Esta es la máxima de la Escuela Oficial de Idiomas que cuenta con estudiantes muy diversos. No hay una edad mínima para acceder a estas enseñanzas oficiales, pero sí que hay una condición académica para poder entrar, y es que los alumnos deben de haber finalizado segundo de la ESO. Además, en estos casos y hasta los 16 años no pueden cursar el mismo idioma que hayan escogido como primera opción en su centro educativo porque supondría duplicar la formación.

Este condicionante implica que los alumnos más jóvenes ronden los 13 años, sin embargo, para los más mayores no hay una edad máxima, por lo que hay personas con más de 70 años que estudian en el centro, comenta Álvarez. La directora alaba el compromiso y el tesón de sus alumnos más veteranos y anima a la gente jubilada a que valore la posibilidad de aprender idiomas como una herramienta muy eficaz de gimnasia cerebral. En este sentido, detalla que hay diversos estudios que demuestran que con el despliegue de las capacidades lingüísticas se desarrolla una zona del cerebro que no se consigue ejercitar con otras disciplinas. Por eso, considera «es una gran herramienta para prevenir determinadas enfermedades mentales, pérdidas de memoria y mantener al cerebro en forma».

Entre los alumnos de la escuela abundan los jóvenes estudiantes, que en muchas ocasiones necesitan acreditar cierto nivel de inglés para poder obtener el título del grado universitario que estén cursando o bien se lo exigen a la hora de acceder a su primer empleo. También es elevada la cifra de alumnos de mediana de edad, entre los que se encuentran trabajadores por cuenta propia y ajena, funcionarios, gente viajera o desempleados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos