El encierro de funcionarios de prisiones en Madrid se prolonga ya veinte días

En el centro, los dos representantes de Segovia encerrados en las oficinas de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. /El Norte
En el centro, los dos representantes de Segovia encerrados en las oficinas de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. / El Norte

Delegados de CSI-F en Segovia participan en la medida protesta, que reclama la equiparación salarial con Cataluña

CÉSAR BLANCOSegovia

Delegados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) procedentes de distintas provincias, entre las que se encuentra Segovia, acumulan ya veinte días de encierro en las dependencias de Instituciones Penitenciarias en Madrid. El representante segoviano, Fermín Pinto, señala que esta reivindicación es fruto de la nula negociación con el Estado sobre las mejoras laborales reclamadas por el colectivo de trabajadores de prisiones, que mantiene la situación «bloqueada». Entre las demandas, figura la mejora salarial y la equiparación retributiva con Cataluña, como ha ocurrido ya con la Policía Nacional y la Guardia Civil, recuerda el delegado de CSI-F en la provincia. Tras varios meses de movilizaciones a pie de calle, la central ha decidió a finales del pasado mes de mayo dar una vuelta de tuerca a las medidas de presión para forzar el desbloqueo de la negociación, un parón que prosigue tras la moción de censura y al entrada del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

La organización convocante de esta protesta precisa que las diferencias salariales con los compañeros catalanes que realizan la misma función oscilan entre un mínimo de 1.600 euros en el caso de una funcionario de oficina genérico, hasta 25.000 euros, según los puestos.

Así, comenzó un encierro del que ya se cumplen casi tres semanas. El detonante fue «el fiasco total en todos los niveles de la reunión de la mesa delegada de Instituciones Penitenciarias», explica Fermín Pinto. La central independiente responsabiliza a la Administración General del Estado de la ausencia de puntos de encuentro. Los portavoces de CSI-F les reprochan «falta de capacidad negociadora».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos