Empresarios segovianos promueven un área comercial que creará 300 empleos

Terrenos entre los polígonos de El Cerro y Hontoria donde se quiere levantar el nuevo área comercial de la ciudad. /Antonio de Torre
Terrenos entre los polígonos de El Cerro y Hontoria donde se quiere levantar el nuevo área comercial de la ciudad. / Antonio de Torre

El complejo acogerá entre diez y doce medianas superficies, entre las que estaría Decathlón

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Un grupo de empresarios segovianos se han propuesto tirar del carro. Ante la sucesión de intentos fallidos de promover en la capital un parque comercial, la sociedad Paraje La Fuentecilla está dando pasos firmes para que la ciudad disponga de un nuevo área de negocios. El proyecto es ambicioso y ya cuenta con bendiciones institucionales y el interés de «varias empresas muy conocidas» para asentarse en él, tal y como han confirmado fuentes cercanas a la iniciativa. Los contactos con las administraciones invitan al optimismo y las tramitaciones pertinentes «van bien encaminadas», ratifican representantes de la sociedad promotora.

Tampoco parece que vaya a haber problemas con el suelo necesario para materializar la futura zona comercial. Los terrenos donde se levantarán los establecimientos y naves de las firmas que se instalen ya han sido adquiridos por los nuevos propietarios que impulsan este proyecto. La ubicación elegida corresponde a un solar situado por encima del actual Carrefour del centro comercial Luz de Castilla. A un lado del vial se está construyendo un nuevo supermercado Lidl, y al otro es donde esta sociedad de empresarios segovianos pretende edificar el nuevo área comercial.

Zona en crecimiento

La superficie total del solar, entre las carreteras de San Rafael y la nacional N-110, es de 47.000 metros cuadrados. La localización es estratégica, ya que se encuentra en un espacio de actividad empresarial y expansión industrial, entre los polígonos de El Cerro y de Hontoria, cercano además al Centro de Transportes. El proyecto contempla también una superficie para construir de entre 17.000 y 18.000 metros cuadrados, bosquejan fuentes cercanas a la iniciativa.

Los objetivos de la dinamización económica, de agitar el consumo y de atraer a Segovia compañías reconocidas y relevantes en sus diferentes sectores envuelven otro desafío mucho más elevado, que es el de la generación de empleo. Los promotores barajan la creación de unos 300 puestos de trabajo. La previsión es que este futuro parque comercial acoja entre diez y doce medianas superficies. Entre las empresas que ya han expresado su interés por implantarse en él hay nombres tan conocidos como Decathlón.

El proceso administrativo lleva su camino y sus tiempos; pero las perspectivas y las sensaciones que transmite la sociedad que ha impulsado el parque comercial son muy positivas, insisten fuentes consultas. Todavía no se otea el horizonte temporal para que el proyecto pase de los planos al terreno, aunque lo que más preocupa y ocupa a los responsables es avanzar sobre seguro y tener atado y bien amarrado el contenido del área, es decir, las compañías que abrirán sus medianas superficies en esta zona.

Experiencias fallidas

No hay que olvidar otros ambiciosos proyectos de similares pretensiones que patinaron y se fueren al garete. Sin ir más lejos –tanto por el lugar que había elegido para su implantación, como por el tiempo que ha transcurrido– el parque bautizado con el nombre de Guiomar naufragó. Se quedó en el embrión, en el planteamiento básico y en la presentación oficial que hicieron en noviembre de 2016; pero a la hora de ponerse manos a la obra, el periodo acordado con el Ayuntamiento de Segovia se agotó.

Según argumentaron los promotores y la propia alcaldesa, el proyecto, que nació con la aspiración de crear 200 puestos de trabajo y con la voluntad de estar abierto al público en las navidades de 2017, se topó con problemas en la comercialización de las empresas que iban a ocupar esos espacios. Sea como fuere, a finales de mayo del año pasado, el Consistorio no prorrogó las licencias ante la falta de avances concretos y el parque comercial Guiomar desapareció de las agendas urbanísticas y empresariales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos