La empresa deberá pagar las obras del 'parking' de José Zorrilla

Arreglos en una de las paredes del subterráneo de José Zorrilla./E. N.
Arreglos en una de las paredes del subterráneo de José Zorrilla. / E. N.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo declara que el abandono de la concesión no fue conforme a derecho

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La empresa que gestionó el aparcamiento de José Zorrilla hasta que abandonó la concesión, la unión de Collosa (Construcciones y Obras Llorente SA) y Pygsur, tendría que pagar al Ayuntamiento los costes de las obras para subsanar desperfectos en el subterráneo, que la alcaldesa, Clara Luquero, calculó que suman cerca de 200.000 euros. Así lo establece una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Segovia, que desestima el recurso de la concesionaria contra el acuerdo de pleno que rechazó la subrogación en el contrato con el empleado que tenía el aparcamiento. El litigio, no obstante, sigue vivo, sujeto a los posibles recursos de la empresa.

El Ayuntamiento calcula que el coste de las reparaciones se acerca a los 200.000 euros

La sentencia la recibió el Ayuntamiento el martes. Confirma que es el Juzgado de lo Social el competente para dirimir sobre la subrogación del contrato del único empleado del aparcamiento de José Zorrilla, aunque este ya determinó en su día que al cerrar la empresa la instalación sin comunicar nada al trabajador incurrió en despido improcedente.

Luquero explicó este miércoles que, además, la resolución del juzgado declara que «no es conforme a derecho la decisión unilateral de la concesionaria de abandonar el aparcamiento», así como la obligación de la empresa de subsanar los desperfectos, por lo que toda la inversión que está realizando el Ayuntamiento «será repercutida a la empresa». La sentencia impone a Collosa-Pygsur el pago de las costas judiciales con un máximo de 2.500 euros.

Tres ofertas para instalar el nuevo sistema de accesos

La mesa de contratación del Ayuntamiento valorará el lunes las propuestas de las tres empresas que aspiran a instalar el nuevo sistema de accesos al aparcamiento subterráneo de José Zorrilla. La licitación tiene un presupuesto base de 75.000 euros para dotar a la infraestructura de los mecanismos de control de entradas y salidas de vehículos, la instalación de cámaras de lectura de matricula adicionales, un tótem lector de bonos y una máquina expendedora de billetes, además de la instalación de la barrera y la puerta automáticas y el mantenimiento durante un mínimo de dos años. Al concurso se presentaron cuatro empresas, aunque contratación decidió excluir a una de ellas porque su objeto social no se corresponde con el objeto del contrato. Así, la valoración de las ofertas económicas y técnicas queda circunscrita a tres, las presentadas por Siepark Málaga SL, Equinsa Parking SLU y Meypark SL. La adjudicataria dispondrá de un mes para poner en servicio los mecanismos que sustituyan a los existentes, que están al final de su vida útil.

Esta decisión del juzgado da la razón a los responsables municipales, que en su momento consideraron que, si bien otra sentencia confirmó el derecho de la empresa a rescindir el contrato por el incumplimiento culpable del Ayuntamiento, tendría que haber esperado a que la administración municipal recibiera el aparcamiento en condiciones, tras la inspección pertinente antes de cerrar las instalaciones, como hizo el 28 de febrero de 2017.

Reparaciones y mejoras

Las obras para reparar las paredes de los sótanos del subterráneo, donde aparecieron más humedades que las detectadas al principio (tras el abandono de la concesionaria), podrían estar acabadas «a finales de diciembre si no aparecen más desperfectos», según dijo la alcaldesa, quien no aventuró ningún plazo para la reapertura del aparcamiento. La mesa de contratación, por otra parte, estudió ayer las ofertas para adjudicar la instalación del nuevo sistema de accesos, también defectuoso cuando la concesionaria dejó las instalaciones.

Entre otros trabajos, las reparaciones incluyeron en una primera fase el saneamiento de las paredes y la instalación de cerca de 12 metros de canaletas para evitar la acumulación de humedad en el futuro. Otras mejoras afectan al sistema de iluminación, a la limpieza y a la seguridad, con dieciséis cámaras de vigilancia conectadas directamente con el cuartel de la Policía Local.

Otras actuaciones han consistido en arreglos en los accesos, tanto los de vehículos como de peatones, debido a las malas condiciones en las que los dejó la concesionaria Collosa Pygsur, según detalló el pasado mes de julio el concejal del área, Ramón Muñoz-Torrero.

Así las cosas, la alcaldesa no compromete un plazo para la apertura del aparcamiento al público, tanto a los abonados como para las plazas en rotación. Aún han de finalizar las obras de reparación y, además, la empresa que gane el contrato para instalar los nuevos mecanismos de acceso dispondrá de un mes para entregarlos. Y aunque Luquero indicó que intentarán acortar los plazos y justificó en la necesidad de disponer de los recursos económicos el retraso, porque los contratos de las administraciones han de cumplir unos requisitos, parece bastante difícil que el subterráneo de José Zorrilla pueda estar en funcionamiento antes de fin de año. Lo más probable es que sea en enero.

 

Fotos

Vídeos