El dueño del camión con 210 cerdos accidentado en Palencia: «Dentro de lo malo nos tenemos que dar con un canto en los dientes»

Los bomberos concentran a loa animales supervivientes que transportaba el camión accidentado. /Manuel Brágimo-Ical
Los bomberos concentran a loa animales supervivientes que transportaba el camión accidentado. / Manuel Brágimo-Ical

El seguro salva de pérdidas a la empresa

MÓNICA RICOSegovia

El accidente entre un autobús y un camión de la empresa cuellarana Rodríguez Sacristán, que se produjo el lunes en la A-62 entre Burgos y Palencia, se saldó con siete personas heridas y unos 170 cerdos muertos, según datos provisionales que confirmó uno de los responsables, Marcos Rodríguez. El seguro evitará las pérdidas de la empresa.

El conductor del camión únicamente sufrió un golpe en un tobillo y estaba dolorido, aunque espera poder volver a trabajar a lo largo de esta misma semana. Respecto a los animales, de los 210 que viajaban en el vehículo de transporte solamente se salvaron unos 40, aunque la unidad veterinaria que se acercó hasta el lugar debía aún valorar el estado de los mismos. Rodríguez explicó que algunos de los animales vivos no eran aptos para el consumo, debido al humo, quemaduras o golpes, por lo que desde la inspección veterinaria, éstos se enviarán sacrificar.

Una vez que concluya el control, los servicios veterinarios levantarán un acta sobre el estado de los animales y los que se puedan recuperar. Hasta el lugar del accidente, informó Rodríguez, también se había desplazado un perito de la empresa aseguradora del vehículo, que levantará un acta, igual que la Guardia Civil, que realizará un atestado.

El representante de la empresa destacó que para Rodríguez Sacristán el accidente, de momento, no supone un parón importante. Cuentan con siete camiones, y el siniestrado ya no es servible, por lo que tendrá que sumar uno más a la flota, y esperan poder hacerlo en breve. Asimismo, adquirirán una jaula para el vehículo y empezar así a trabajar «lo antes posible».

Tanto el vehículo como los animales estaban asegurados a todo riesgo. Para la empresa, el accidente supone un trastorno, pero no pérdidas, pues éstas quedan cubiertas. El camión trasladaba los animales a la planta de una multinacional de alimentación con sede en Burgos, donde se sacrifican a diario los cerdos de unos 15 camiones, por lo que uno menos apenas les ha supuesto problemas. Desde Rodríguez Sacristán señalaron que habían comprendido la situación y aumentado el pedido que se iba a mandar hoy.

Seguridad

Marcos Rodríguez hizo hincapié en los sistemas de seguridad con los que cuentan sus vehículos, lo que en buena medida consiguió que el conductor saliera prácticamente ileso del incidente. Además, informó que el conductor había descansado el fin de semana, dio negativo en la prueba de alcoholemia y el camión, además de tener toda la documentación en regla, llevaba el peso correcto.

«Dentro de lo malo nos tenemos que dar con un canto en los dientes. Son problemas, daños materiales e inconvenientes para la empresa, pero los solventaremos», aseguró, y destacó la importancia de que el accidente se haya saldado sin víctimas mortales así como su deseo de una pronta recuperación a los heridos.