Empieza la reforma de las piscinas de Cuéllar para que puedan abrir el 22 de junio

Trabajos de picado del vaso en la piscina municipal de Cuéllar. /M. Rico
Trabajos de picado del vaso en la piscina municipal de Cuéllar. / M. Rico

MÓNICA RICOCuéllar

Esta semana han comenzado las obras de mejora de las piscinas municipales de Cuéllar, que se centran en la instalación de un laminado sintético para evitar las fugas de agua, el principal problema que se venía detectando en las temporadas estivales anteriores, como explicó el concejal de Deportes, Luis Senovilla. Tras las mejoras realizadas el año pasado, como un cambio en los caudalímetros de control de renovación del agua filtrada, tras detectar que no funcionaban correctamente, el Ayuntamiento espera que con las nuevas medidas las instalaciones puedan comenzar a funcionar el próximo 22 de junio, fecha prevista de apertura.

El principal problema de las piscinas, especialmente del vaso grande, se centra en las fugas de agua, por lo que el Ayuntamiento, tras varios meses buscando la mejor solución, ha optado por la instalación de un laminado sintético. A las fugas se ha añadido un problema de agotamiento y de finalización de vida de las piezas cerámicas que recubrían la piscina, por lo que con esta lámina también se tratará de solventar esas complicaciones, puesto que en las últimas temporadas se han tenido que sustituir las piezas en varias ocasiones, tanto en el vaso grande como en el destinado a la piscina infantil.

En concreto, para solucionar ambos problemas, la Concejalía de Deportes anunció que los vasos de ambas piscinas se recubrirán con un elemento de lámina sintética especial de PVC, un sistema de nueva concepción para el revestimiento de piscinas, que ya se está utilizando tanto en privadas como en públicas del entorno con buenos resultados. Se trata de «una lámina de gran resistencia mecánica y resistencia al punzonamiento para que sea lo más adecuada posible», indicó Senovilla.

Vida útil terminada

El edil también recordó que la piscina de Cuéllar tiene ya su vida útil completada, apuntando que la última reforma integral que se ejecutó en las mismas fue a mediados de los años 90. Más de dos décadas después las instalaciones necesitaban otra inversión importante de reparación para poder conseguir un funcionamiento viable, «una inversión que pueda garantizar por lo menos otros diez años de servicio, el que ha dado y tiene que seguir dando a los cuellaranos», aunque por su uso y particularidades como la ubicación, a juicio del concejal, las piscinas han sufrido mucho el desgaste y el paso del tiempo, por lo que ahora requieren una intervención de entidad como la que se va a ejecutar.

Las obras, que comenzaron el pasado jueves, se han iniciado con el picado de la zona de suelo del vaso principal de las instalaciones. En primer lugar se está concretando la ubicación de las tuberías y desagües, para a continuación proceder con el resto de la instalación. Una vez que se ejecute esta parte, llegará la instalación de una lámina continua, que se soldará por termofusión.

Este material se instalará tanto en la piscina de chapoteo o infantil, como en la grande (de vaso polivalente), y se recubrirá también el vaso de compensación de agua interior existente antes de los equipos de filtrado, donde el año pasado se realizó una importante inversión con larenovación de elementos, lo que este año se completa con esta nueva medida, con la que se trata de garantizar el baño, la salubridad y la calidad del agua para todos los usuarios, tal y como apuntó Senovilla.

La lámina que se va a instalar tendrá características antideslizantes en la primera parte de la piscina, mientras que en la zona de mayor profundidad será lisa. Contará con un tono más oscuro en algunas de sus zonas para delimitar las calles. En el caso de la piscina infantil, se ha decidido instalar el material antideslizante en todo su perímetro.

Este material, una lámina de PVC que lleva un entramado de poliéster interno, se está instalando en todo tipo de piscinas con muy buenos resultados, por lo que desde el Ayuntamiento se ha optado por este revestimiento, que en la comarca se puede encontrar tanto en piscinas pequeñas e individuales como de gran tamaño y públicas.

Otras mejoras

Además de la instalación de la lámina de PVC, que tendrá un coste aproximado de 39.000 euros, y con el fin de que las instalaciones estén en perfectas condiciones el próximo 22 de junio, fecha prevista de apertura al público, también se han realizado distintos trabajos de poda y labores de jardinería. Asimismo, se ha realizado una plantación de árboles, debido a que algunos de los ejemplares existentes se estaban secando, aunque se encuentran en tratamiento.

Con la poda, la jardinería, la limpieza y la mejora del vaso se espera que el resultado sea satisfactorio para todos los vecinos de Cuéllar, y que puedan disfrutar del verano en las piscinas municipales, cuya gestión corre a cargo de Grupo Ocean, empresa que integró hace unos meses a Balnea, que hasta entonces tenía la titularidad de esa gestión.