Dulces por Janucá

El candelabro de nueve brazos, propio de la fiesta de las luminarias (Janucá), listo para el encendido. /A. de Torre
El candelabro de nueve brazos, propio de la fiesta de las luminarias (Janucá), listo para el encendido. / A. de Torre

La plaza del Corpus, frente a la antigua sinagoga, acoge las celebraciones de la alegre fiesta hebrea

EL NORTESegovia

La plaza del Corpus volvió anoche a encender las velas de la 'Januquiá' en una de las celebraciones más alegres del calendario judío, la Janucá. El acto, que como siempre estuvo abierto a todos los ciudadanos, está promovido por las áreas de Turismo y Cultura del Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con el Centro Sefarad Israel, la Embajada de Israel, la Comunidad Judía de Madrid, la Federación de Comunidades Judías de España y la Red de Juderías de España.

El programa incluyó la actuación de Roberto Doctor, jazán de la Comunidad Judía Masortí Bet-El de Madrid y estudioso y enamorado de la liturgia judía, que combina su labor en los escenarios de la Gran Vía madrileña con los musicales familiares de la compañía La Maquineta. Doctor interpretó tres canciones: Maoz Tzur (hebreo), Ocho Kandelikas (ladino) y Chanukah Oy Chanukah (yiddish).

Un año más, la Janucá segoviana contó con la actuación del grupo de danzas israelíes Compañía GaiaDanza, que está coordinado por el profesor de danza Pello Irurzun y formado por mujeres y hombres que no son profesionales de la danza, sino personas apasionadas de ella.

Tras las actuaciones, el público pudo practicar danzas israelíes y se repartirá té y sufganiot, dulce típico de la Janucá. Janucá, en hebreo, significa inauguración. Las concejalas de Patrimonio y Cultura del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos y Marifé Santiago, respectivamente, apoyaron con su presencia la celebración, que también se vio favorecida por la bonancible temperatura, impropia de estas fechas.

 

Fotos

Vídeos