Las donaciones de sangre no alcanzan en la provincia el objetivo de las 7.000 tras caer el 4%

Dos mujeres donan sangre en Segovia. /A. de Torre
Dos mujeres donan sangre en Segovia. / A. de Torre

Segovia es la quinta de Castilla y León donde más se dona, por detrás de Valladolid, Burgos, León y Salamanca

EVA ESTEBANSegovia

Para poder donar sangre es necesario gozar de buena salud, así como no padecer ni haber padecido ninguna enfermedad que se transmita por la sangre y encontrarse entre los 18 y los 65 años. En 2017, el Centro de Hemeroterapia y Hemodonación de Castilla y León registró en Segovia cerca de 6.880 donaciones, una cifra que «está dentro de nuestras expectativas» pero que, sin embargo, «representa un 4% menos con respecto al año anterior», asegura el secretario general de la Hermandad de Donantes de Segovia, Ángel Román. Esta bajada se debe, según éste, a dos problemas fundamentales como son el envejecimiento y la despoblación que desde hace varios años sacude a la provincia. «O se toman medidas o va a ir a peor con los años», lamenta.

A pesar de ello, el número de donaciones realizadas en la comunidad, «como mínimo 108.000», ha permitido cubrir las demandas. «El año pasado hemos superado con creces la demanda de sangre que tenía Castilla y León», subraya Román. Segovia es la quinta provincia castellana y leonesa donde más donaciones se han realizado en el último año por detrás de Valladolid, Burgos, León y Salamanca. «Esto no es una competición, pero nos alegra haber escalado un puesto con respecto a otros años, donde íbamos sextos», incide el secretario provincial. Esto supone que 46 de cada 1.000 segovianos han acudido a donar sangre a lo largo del curso anterior. «En términos porcentuales, aquí se realizan más donaciones que en otras grandes ciudades», continúa.

En el último estacionamiento del autobús de donaciones en la avenida del Acueducto el pasado sábado, 41 personas se dispusieron a donar sangre, de las que solo 35 cumplían las condiciones necesarias. Fue hace «año y medio» cuando «tras varias opciones y negociaciones» ubicaron por primera vez la unidad móvil frente a la sede de Bankia. Este hecho, tal y como afirma Román, les permitió «incrementar mucho las donaciones». «Si el ciudadano ve que le facilitamos y acercamos la donación a lugares céntricos y emblemáticos, la cosa cambia», apostilla.

Un factor «determinante» para poder ampliar las donaciones es llegar a «todas» las localidades con un elevado número de habitante. En la actualidad cubren los servicios en 60 municipios. En los más grandes como Cuéllar o Cantalejo acuden una vez al mes, mientras que en el resto «unas tres o cuatro veces al año». En el próximo mes de marzo, con motivo de la proximidad con Semana Santa, acudirán a la ermita del Cristo del Mercado con la campaña ‘Donación de sangre cofrade’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos