Doce policías locales se acogerán a la jubilación en el primer trimestre

Dos policías locales, en la Plaza Mayor./Antonio De Torre
Dos policías locales, en la Plaza Mayor. / Antonio De Torre

Dos nuevos agentes ya se han incorporado a la plantilla y otros seis lo harán en el mes de julio, aunque se convocarán plazas «cuanto antes»

QUIQUE YUSTESegovia

Finalmente serán trece los agentes de la Policía Local los que se acojan a la jubilación voluntaria gracias al decreto aprobado el pasado 14 de diciembre por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Nueve agentes y un oficial lo harán el próximo día 31, otro lo hará el 15 de febrero, el duodécimo el 31 de marzo y el decimotercero y último de los agentes que se jubilará voluntariamente este año lo hará el 11 de octubre. En total, trece policías locales dejarán en los próximos meses una plantilla que actualmente cuenta con unos 100 agentes.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, confirmó que «se reestructurará todo el servicio para ofrecer los mismos trabajos pero adaptándonos a las circunstancias». Será así hasta que el Ayuntamiento logre reponer esos trece efectivos. Dos de ellos, según informó la regidora, ya se han incorporado a la plantilla, mientras que para el próximo mes de julio se espera la llegada de otros seis nuevos agentes en prácticas. «Estamos en el proceso de selección», declaró la alcaldesa, quien manifestó la intención del Ayuntamiento de convocar «cuanto antes» el resto de plazas que quedarán libres. Eso sí, Luquero no confirmó si la Administración cubrirá únicamente las trece plazas que quedarán libres por la jubilación anticipada de los agentes u optará por cubrir alguna plaza vacante más. «Tenemos que ver exactamente cuantas plazas se convocarán», indicó.

También espera la alcaldesa que la Junta de Castilla y León convoque a lo largo del año cursos de formación extraordinarios para los agentes que permitan reponer las plazas con mayor rapidez, aunque señaló que los agentes que ya han formado parte de otras policías municipales no tendrían que realizar dichos cursos. Luquero, que reiteró que se trata de un problema que afecta a todas las ciudades del país, indicó que a pesar de la reestructuración prevista en la Policía Local durante los próximos meses no se suprimirá la policía de barrio. «Se va a seguir prestando ese servicio, aunque no podamos hacerlo exactamente igual», concluyó.