Fiestas en Valverde del Majano: El dinamismo de un pueblo joven

Un momento de la holi party del año pasado en Valverde del Majano. /El Norte
Un momento de la holi party del año pasado en Valverde del Majano. / El Norte

El municipio plantea un programa con actividades de todo tipo, en especial para los más pequeños

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Las fiestas en honor a Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, que se prolongan hasta el domingo 18, son un espejo más que sitúa a Valverde del Majano como uno de los pueblos más jóvenes de la provincia. «Afortunadamente, el crecimiento que hemos experimentado en los últimos años ha sido a base de gente joven que ha instalado sus vidas aquí. Y encantados de recibirles. Se han integrado en peñas, han formado otras nuevas...», celebra el alcalde del municipio, Javier Lucía. Estos valverdanos de adopción dan más vida a las fiestas y permiten un programa con actividades muy dinámicas.

El objetivo es diseñar un menú de actividades amplio y diverso para cubrir las expectativas de perfiles muy distintos. «Para conseguirlo hay que hacer un gran número de actividades», explica el alcalde. «La verdad es que innovamos poco. Tenemos estructuradas la semana cultural y las fiestas de tal forma que funciona bastante bien». Hay innovaciones, como hacer los encierros infantiles con toros hinchables de gran tamaño en lugar de carretones. «Es un espectáculo que ha funcionado muy bien en el norte de España y nos parece interesante». Otra es que el tobogán acuático, una actividad que se repite en los últimos años, lleva en esta ocasión una rampa incorporada para coger mayor velocidad. Son solo dos de las actividades que han protagonizado la semana cultural, que acaba mañana.

El desfile de peñas, que arrancará el miércoles en torno a las 19:30 horas, recorre unas tres peñas, que invitan a un aperitivo y a un pincho a los vecinos. Este año serán El Farolillo Rojo, Movidyc y Jarrays en un pueblo que cuenta con una treintena de peñas. «Es el hecho que pone fin a la semana cultural y marca el inicio de las fiestas». Parte indispensable de cualquier festejo, las peñas participan de forma activa.

El día más solemne de los festejos es el 15 de agosto, con la misa y procesión, a partir de las 13:00 horas, con bailes y danzas a la Virgen en la que participa el grueso del pueblo. «La parte religiosa es importante porque es el origen de todo». La tradición de San Roque viene por una gran epidemia de peste que mermó a la mitad la población. «Los valverdanos se encomendaron a este santo para superar aquel trance. Y parece que con el tiempo salió bien».

El programa de Valverde tiene apartados con denominación de origen como las sopas de ajo que se sirven en la madrugada del jueves al viernes, en el descanso de la orquesta. «Cuando yo era niño, ya las hacían. Además, la misma peña [El Chiringuito]. Son un grupo de personas que rondarán ya los 70 años, pero llevan haciéndolas de toda la vida. Como ya por esas fechas suelen ser días que por la noche refresca, se agradece el calorcito del caldo, que viene muy bien. Además, las hacen estupendamente».

De la tradición a eventos que ya conquistan muchos programas estivales como la holi party, que se celebrará el viernes a las 14:00 horas. «Nosotros somos novatos, empezamos el año pasado, pero salió tan bien que la gente ya está pendiente y nos hemos animado a repetir». Cambia la charanga, que será Gururú. El regidor ahonda en la moda. «Es la pérdida de todo tipo de vergüenza. En las fiestas te diviertes, bailas... pero esto es abandonar todos los complejos y prejuicios y, simplemente, dejarte llevar por la música y la locura. Es una pasada».

Más recorrido, aunque sigue en su bisoñez, tiene el torneo de futbolín, que tendrá lugar el viernes a partir de las 18:00 horas. «Fue una respuesta a demandas de que faltaban actividades en algunas tardes». El futbolín permite una nutrida participación de todo tipo de generaciones y recupera una afición con mucho tirón en Valverde. «Por lo menos, que nos acordemos de cómo se jugaba». Se sitúan varios futbolines en la Plaza Mayor con dos categorías (de 10 a 15 años y de 16 en adelante) y se juega a un sistema de ceros, como en el mus. A las dos derrotas, la pareja queda eliminada. Es mixto y las parejas deben estar formadas por un chico y una chica. Detrás, una intención clara. «Viene muy bien para fomentar la realización de actividades conjuntas en pareja». La acogida del evento sobrepasó a los organizadores, que han ido añadiendo futbolines a la convocatoria en la segunda y tercera edición. El premio es simbólico y el concepto no es competitivo, pero puede apuntarse cualquier persona.

Yincana de cerveza

El sábado, es turno para el 'Birrasport', que arranca su segunda edición a partir de las 19:00 horas. Es solo para adultos y plantea una pequeña yincana con distintas pruebas; entre una y otra, toca tomarse una pequeña cerveza. «Tampoco es una cosa en la que la gente acabe demasiado mareada, pero es entretenido», matiza el alcalde. Los retos van desde anotar un determinado número de canastas o goles, tiro con arco, bolos o ejercicios de gimnasia como volteretas.

El pueblo prueba este año una 'disco kids', el sábado a partir de las 23:00 horas. «Si Valverde tiene mucha gente joven, la mayoría tienen ya hijos. Queríamos responder un poco a esas primeras horas en las que los pequeños pueden llegar, porque a partir en la madrugada es más difícil». Se trata de un espectáculo de una hora, dirigido a ellos. Es habitual en varias orquestas, que hacen un pase infantil; en Valverde será una disco móvil con personajes que interactuarán con los niños. El repertorio clásico, desde El rey león, La bella y la bestia o Frozen. «Lo que les gusta a los niños... Y a los padres».

Y la parte gastronómica. Coinciden el domingo la caldereta, organizada tradicionalmente por la peña masculina La Aparecida, creada hace décadas para ayudar al Ayuntamiento a organizar las fiestas. Y una paella popular, creada de forma paralela porque «no parecía muy justo que hubiera una comida solo para los hombres». No es ya una paella para mujeres, pues asisten peñas y familias completas. Después, habrá juegos autóctonos como la tanga, que en Valverde se llama tango, y la gala de fin de fiestas del domingo por la tarde. En este epílogo se entregan los premios de los concursos y un espectáculo de calle a cargo de Máximo Óptimo.