La dimisión de la alcaldesa de Valverde acerca el gobierno municipal al PSOE

Javier Lucía, del PSOE, vota en las elecciones municipales./ E. N
Javier Lucía, del PSOE, vota en las elecciones municipales. / E. N

La previsible abstención de Ciudadanos en el pleno que se celebrará en diez días devolverá la Alcaldía al ahora senador Javier Lucía

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El convulso inicio de mandato en el Ayuntamiento de Valverde del Majano vivió ayer un nuevo capítulo en su corta trayectoria de apenas un mes con la sesión extraordinaria convocada por la ya exalcaldesa, Carmen Gómez Elices, para explicar los motivos de su dimisión. La representante de Ciudadanos (Cs) se ha quejado de «la falta de compromiso y responsabilidad» de quienes han sido sus socios en el gobierno municipal, los tres concejales del grupo del Partido Popular (PP). Ninguno de los tres ediles se presentó al pleno de organización la semana pasada. Esas ausencias detonaron la decisión de Gómez Elices de renunciar al cargo al ver que se avecinaba una situación de «bloqueo político», según afirmó después de anunciar su dimisión.

La renuncia de la regidora y la fractura abierta en el acuerdo con el PP que aupó a la formación naranja a empuñar el bastón de mando en la investidura del 15 de junio acercan la Alcaldía de Valverde del Majano a la que fue la lista más votada en las últimas elecciones municipales, que no es otra que la del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). El candidato en los comicios, Javier Lucía, se perfila como el regidor de la localidad tras la votación que se celebrará dentro de diez días. Los cuatro concejales de la fuerza del puño y la rosa deberán de ser suficientes para que al ahora senador retome el timón de la nave en el Consistorio. A día de hoy la intención de los dos representantes de Ciudadanos en la corporación es la de abstenerse en el pleno que se desarrollará en diez días. Las matemáticas no fallan y los tres apoyos que con toda seguridad recibirá el popular Rafael Casado por parte de su grupo municipal se antojan insuficientes para hacerse con el bastón de mando. Lo que parece claro es que los dos ediles de la formación naranja en la corporación no respaldará la opción del aspirante del PP y prefieren que sea la lista más votada la que trate de imprimir la estabilidad necesaria a la gestión municipal a lo largo de los cuatro años que hay por delante.

«De sobresalto en sobresalto»

El PSOE, y Javier Lucía en particular, reeditarían la Alcaldía que ya ocuparon en el anterior mandato y que les arrebató el acuerdo de gobierno alcanzado por el Partido Popular y Ciudadanos. Actualmente compatibiliza su escaño en el Senado con el sillón en la oposición en el Ayuntamiento de Valverde del Majano. A pesar de esa mayoría y de la declaración de intenciones que ha dejado entrever la organización naranja con respecto al signo de su votación, Javier Lucía no lanza las campanas al vuelo. «No me atrevo a hacer conjeturas porque vamos de sobresalto en sobresalto», señala el representante socialista.

«De momento soy concejal en la oposición, así que hay que ser prudentes», insiste, al mismo tiempo que anima a esperar la decisión de la corporación en el pleno de dentro de diez días. «Tanto esté en la oposición como en el gobierno, estoy a disposición de Valverde del Majano», apostilla el representante del Partido Socialista.

Al pleno de ayer faltaron dos de los tres concejales del PP, aunque habían anticipado la justificación de sus ausencias. Rafael Casado tenía una consulta programada con su médico en Alicante, que es donde posee su residencia habitual; y Yolanda Ayuso por estar de vacaciones hasta el día 21.