Diez horas al día para ganar 1.300 euros brutos al mes

Parada de taxis de la plaza de Artillería./Antonio Tanarro
Parada de taxis de la plaza de Artillería. / Antonio Tanarro

El número de servicios que realizan los taxis en Segovia ronda los 150.000 anuales

CLAUDIA CARRASCALSegovia

El número de servicios que realizan los taxis en la ciudad se mantiene más o menos constante, según Fernando Núñez, quien indica que pueden haber aumentado ligeramente el último año, aunque sigue rondando la cifra de 150.000 anuales. Los taxis, afirma, «son el termómetro de la economía de la sociedad». Por eso, ahora que el empleo ha subido ligeramente y los ciudadanos tienen una mayor capacidad de gasto, salen más de casa y utilizan este servicio con más frecuencia, afirma. Esto no significa que la profesión permita un nivel de vida medio-alto, ya que a pesar de los esfuerzos y la mejora de la situación un taxista tiene que trabajar una media de diez horas al día para ganar unos 1.300 euros brutos al mes. Un sueldo que, tal y como especifica, se reduce considerablemente durante los meses de verano por la disminución de la clientela.

El perfil de los usuarios también varía en función de la época del año. Durante los meses estivales los turistas son los que más uso hacen del taxi, también la población más joven requiere este servicio los fines de semana para ir o volver desde Segovia a pueblos cercanos que celebran sus fiestas patronales en estas fechas. Por el contrario, disminuyen los trayectos hasta los puntos más frecuentes durante el resto del año como es la estación de Ave, Segovia-Guiomar. A partir de septiembre también se nota un incremento del número de traslados de clientes, en especial de mayores y personas con movilidad reducida, con origen o destino el Hospital General. Asimismo, Núñez subraya que los alumnos de IE University y sus familias, que vienen de visita, también suponen un importante porcentaje de la clientela entre septiembre y junio.

La calidad del servicio de taxi de Segovia es una de sus principales ventajas que destaca el sector, con vehículos disponibles las 24 horas del día. De hecho, durante el día suele haber en funcionamiento entre 30 y 40 y la noche está cubierta con entre 12 y 15 taxis operativos. Esto no ocurre en determinados municipios próximos a la capital, como San Cristóbal, Palazuelos de Eresma o La Lastrilla, donde prestaban servicio los taxis de Segovia sin ningún tipo de inconveniente hasta que los respectivos ayuntamientos decidieron entregar licencias en el municipio y ahora tienen «serios problemas para atender a los usuarios».

Ahora cada pueblo tiene dos o tres taxis activos que no dan abasto, sobre todo en momentos puntuales en los que se organizan eventos, congresos o convenciones, relata. Es el caso de los clientes que se encuentran en el hotel Puerta de Segovia que, en muchas ocasiones, tienen que caminar unos metros hasta el término municipal de Segovia para poder coger uno de los taxis de la capital, debido a las colas que se forman. Aunque esta situación no ha perjudicado en exceso a los taxistas segovianos, sí que lo ha hecho a los clientes que sufren cada día las consecuencias de esta decisión que ha reducido la disponibilidad de este servicio en un 90%.

Mejoras tecnológicas

Con el fin de adaptarse al uso masivo que realiza la sociedad de las tecnologías, la Asociación de Taxistas de Segovia se unió a la aplicación móvil PideTaxi, que funciona en gran parte del territorio nacional y que ya utilizan segovianos y turistas para reservar cientos de servicios en Segovia. La 'app' funciona para sistemas Android, iPhone y Blacberry, aunque todavía se están corrigiendo fallos de conexión con el sistema de gestión de flotas porque reconoce que en ocasiones da problemas y los usuarios no tienen más remedio que recurrir al sistema tradicional de llamada telefónica. PideTaxi permite pedir un taxi en el acto o reservarlo para un día y una hora determinados, además, calcula el precio del trayecto y permite seleccionar necesidades específicas como servicio para silla de ruedas, maletero extra grande o vehículo con silla para niños, entre otras.

La sostenibilidad es otro de los retos del sector que quiere apostar por vehículos eléctricos por su escasa contaminación y su eficiencia. Sin embargo, de momento, «no es una decisión rentable». En el caso de Segovia existe una zona de carga en el Centro Comercial Luz de Castilla, que «no funciona demasiado bien», y en la estación de autobuses, pero ambos están gestionados «por las empresas más caras de toda España, que cobran dos euros solo por enchufar el vehículo», según Núñez. Por eso, en su caso, el único taxi eléctrico de la ciudad, opta por cargarlo en su domicilio dos veces al día, por la noche y a la hora de comer.

El pasado jueves el presidente de la Asociación mantuvo una reunión con el concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad y Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, y la concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras, Paloma Maroto, para trasladar al equipo de Gobierno la necesidad de instalar un punto de carga para uso exclusivo de los taxistas. Una propuesta que el Consistorio estudia implantar en la parada de taxis de la plaza de Artillería, una de las más concurridas de las diez existentes en la ciudad.

Otro de los asuntos pendientes es la reducción de las tarifas para los barrios incorporados de Segovia. Primero problemas administrativos y después la falta de acuerdo con los presidentes de las asociaciones de vecinos de algunos de estos barrios, han dilatado esta medida. Muñoz-Torrero explica que desde estos barrios pedían servicio de transporte público, sin embargo, los urbanos solo llegan a Hontoria y a Zamarramala porque en el resto de barrios existen concesiones de transporte interurbano que imposibilitan la ampliación de las líneas municipales.

Asimismo, insiste en que la mejor alternativa es que se aplique la tarifa 1 en los barrios incorporados para que los vecinos puedan beneficiarse de descuentos entre un 13 y un 20% tan solo presentando algún documento, como el DNI o el certificado de empadronamiento para acreditar que son vecinos de estas zonas. Un beneficio que, previsiblemente, se implantará en los próximos meses.