Desciende el tráfico en la AP-6 tras la nevada que convirtió la autopista en una ratonera

Coches atrapados en la autopista durante la nevada del pasado enero. /Efe
Coches atrapados en la autopista durante la nevada del pasado enero. / Efe

Entre enero y mayo se registraron reducciones en los habituales ciclos circulatorios

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La nevada del fin de semana de Reyes marcó la tendencia descendente en la utilización de la AP-6. En torno a 3.500 vehículos se vieron atrapados durante más de quince horas en la ratonera congelada en la que se convirtió la autopista. La mala imagen transmitida sobre los recursos para atender a los damnificados y la repercusión mediática de aquel suceso hicieron mucha mella. Por lo tanto, no sorprende tanto que enero, febrero, marzo, abril y mayo registraran reducciones en los habituales flujos circulatorios para dichos periodos.

Las estadísticas de Fomento diseccionan el tránsito por mensualidades del corredor entre San Rafael y Segovia. Desde 2013, es decir, a lo largo de 67 meses, en solo catorce se registraron disminuciones en la intensidad media diaria de vehículos con respecto al mismo periodo del curso anterior. Y cinco de esas mensualidades en saldo negativo se concentran en el presente 2018; y otras cinco, en 2013. Al realizar el cómputo de la primera mitad del ejercicio actual, la media de conductores que pagaron a diario por circular por la AP-61 cada día es de 7.530, un 3% menos que en 2017.

Algo similar ocurre en la AP-51, que ha visto cómo el tránsito medio de vehículos cada día a lo largo de los siete primeros meses de este año ha sido más baja. En concreto, un 2% menor, con enero y febrero con peores comportamientos que en 2017, y un abril todavía más nefasto, en el que ese promedio circulatorio medio cayó un 12,5%. A falta de que 2018 pase página, se trunca un lustro de aumentos consecutivos del tráfico en este corredor.

 

Fotos

Vídeos