Defensa ofertará Sancti Spiritu a inversores privados con una mayor edificabilidad

Vista general del acuartelamiento de Sancti Spiritu, sede de la Subdelegación de Defensa./Antonio de Torre
Vista general del acuartelamiento de Sancti Spiritu, sede de la Subdelegación de Defensa. / Antonio de Torre

La subdelegación del Ministerio en Segovia espera la aprobación del PEAHIS para el traslado al acuartelamiento de San Francisco

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El Ministerio de Defensa espera la aprobación definitiva por el Ayuntamiento del Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (Peahis) para ofertar a inversores privados el acuartelamiento de Sancti Spiritu, sede de la Subdelegación de Defensa. El traslado de este departamento a las nuevas dependencias habilitadas en el acuartelamiento de San Francisco, en las instalaciones de la Academia de Artillería, está pendiente desde hace dos años y de que se formalice la desafectación del inmueble al pasar a manos privadas.

Lo confirmó este martes el coronel Camilo Vázquez, subdelegado de Defensa. «El Ministerio está trabajando y ha hecho unas alegaciones al Peahis con vistas a la recalificación de los terrenos y que se pueda ofrecer el inmueble a una entidad privada, y también está mirando que se revise la edificación porque en planos hay edificios que se han eliminado pero que existían, por lo que se considera que la edificabilidad es mayor». El Peahis lo declara para servicios y limita la venta o cesión a las administraciones y entidades sin ánimo de lucro.

La finca y sus edificios son propiedad del Ministerio de Defensa y desafectación y actualmente depende la Dirección General de Infraestructuras y si se desafectara pasaría al Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), que «está trabajando como si estuviera desafectado en esa recalificación y en la revisión de los metros cuadrados edificables», señaló el Coronel Vázquez.

La Subdelegación de Defensa tiene a su cargo en Segovia una plantilla de alrededor de 250 personas adscritas al departamento, además del personal laboral y funcionario que depende administrativamente, y de los jubilados con los que mantiene un contacto permanente. Su sede está en Sancti Spiritu, donde trabaja una plantilla reducida.

El conjunto de edificios fue el antiguo Hospital de Sancti Spiritu, destinado a niños expósitos hasta mediados del siglo XVI ; en el siglo XIX, una parte fue cedida a la Beneficencia Pública, a la Guardia Civil y al Ejército, y en el siglo XX fue, entre otros usos, Gobierno Militar, oficinas de Intendencia del Ejército, Zona de Reclutamiento y Subdelegación de Defensa, con esta dedicación hasta la actualidad.

Anunciado en enero de 2016 como inminente, el traslado a la Academia no llegó a producirse. Defensa lo incluyó en el Plan de Racionalización y utilización Eficiente del Patrimonio Inmobiliario del Ministerio de Defensa (Prepidef), en el que se estimó que reubicar la Subdelegación supondría un ahorro anual de 55.092 euros.

 

Fotos

Vídeos