Cuatro detenidos en Segovia por vender vehículos con los cuentakilómetros trucados

Dos guardias civiles inspeccionan un vehìculo. /El Norte
Dos guardias civiles inspeccionan un vehìculo. / El Norte

Los delitos se habrían cometido en 20 provincias y el valor de lo estafado supera los 77.000 euros

El Norte
EL NORTESegovia

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas e investiga a otras cuatro por varias estafas. En agosto del 2018, con motivo de la vigilancia 'on line' sobre negocios de compra-venta de vehículos gestionados por diversas páginas de internet, la Guardia Civil de Segovia tuvo conocimiento de una empresa que pudiera estar comprando vehículos de renting y, tras una reducción en los kilómetros representados en el odómetro de los automóviles, venderlos a particulares. Ante los indicios observados, se decidió llevar a cabo una investigación por el Grupo de Investigación y Apoyo a Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Segovia en colaboración con el equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial.

Según los datos de la investigación, esta empresa se dedicaría de manera habitual a la compra de vehículos a otras de renting o leasing, preferentemente antes de que estos alcanzaran los cuatro años de antigüedad, ya que así no habrían pasado aún la primera Inspección Técnica de Vehículos obligatoria, por lo que carecían de referencia alguna sobre los kilómetros que marcaba el odómetro del vehículo en el momento de la compra. A continuación, la propia empresa se encargaba de rebajar los kilómetros de los vehículos adquiridos, para posteriormente, y bajo la apariencia de ser un vendedor particular, anunciar los vehículos (ya modificados) en páginas de compra venta de vehículos en Internet. Una vez que el futuro comprador se ponía en contacto con el anunciante, este le pedía que fuera a ver y probar el vehículo, para lo que normalmente las víctimas contactaban con una persona de la empresa.

Cuando la persona pasaba la ITV del vehículo adquirido, los trabajadores de la empresa de la inspección técnica grababan en sus bases los kilómetros que marcaba el odómetro, con lo que se blanqueaba, sin ser conscientes, los kilómetros irreales del vehículo. Posteriormente, los investigadores establecieron otra línea de actuación según la cual los estafadores se harían con vehículos con mucho kilometraje para posteriormente después de retocar los kilómetros, ponerlos igualmente a la venta vía internet.

En total, se han efectuado 66 declaraciones en Segovia y otras 19 provincias, analizándose más de 200 vehículos y consiguiendo identificar a 35 víctimas de la estafa. El montante total de lo estafado asciende a 77.232 euros y se han rebajado ilegalmente 3.699.516 kilómetros.