La Coordinadora Antifascista anuncia movilizaciones contra las multas por el escrache a Vox

Una barrera policial trata de sofocar el escrache a Vox por parte de grupos antifascistas segovianos, el pasado 10 de abril en la Calle Real. /A. de Torre
Una barrera policial trata de sofocar el escrache a Vox por parte de grupos antifascistas segovianos, el pasado 10 de abril en la Calle Real. / A. de Torre

Llaman a la solidaridad ciudadana para asumir de forma colectiva el coste de las sanciones

EL NORTESegovia

La Coordinadora Antifascista de Segovia se manifestará este viernes en el Azoguejo para protestar contra las sanciones que la Subdelegación del Gobierno está imponiendo a algunos de los participantes en el escrache que Rocío Monasterio, líder de Vox en la Comunidad de Madrid, recibió durante su visita a Segovia, el pasado 10 de abril, en la precampaña electoral. Responsables de la formación de extrema derecha fueron increpados por un grupo de manifestantes en la Calle Real, lo que motivó un cordón policial compuesto por más de una decena de agentes.

Las notificaciones enviadas a los sancionados se basan en «una infracción grave» del artículo 36.8 de la llamada 'ley mordaza' , que alude a la «perturbación del desarrollo de una reunión o manifestación lícita, cuando no constituya infracción penal». En estos casos, la ley contempla multas de entre 601 y 30.000 euros.

La Coordinadora Antifascista de Segovia ha hecho un llamamiento a la solidaridad ciudadana «para asumir de forma colectiva el coste de estas multas, que no son más que un ataque a nuestra capacidad de asociación y organización, y que suponen, además, un gran peso en la economía personal y familiar de las personas afectadas, demostrando, una vez más, que las multas son una medida que sanciona la pobreza». En su protesta de este viernes, los antifascistas reivindicarán el fin de la criminalización social y jurídica de la protesta y la libertad de expresión «ante movimientos de extrema derecha como el que aúna el partido político Vox».

Para los antifascistas, el pasado 10 de abril, la Policía Nacional actuó «en defensa» de Vox, «disolviendo en dos ocasiones, con empujones, las barreras humanas que se hicieron para detener la comitiva de Vox». Meses después del suceso, algunos de los participantes en aquellas barreras han empezado a recibir las multas. «Estamos ante un caso manifiestamente claro de que no siempre lo legal es lo legítimo, ya que, en este supuesto que tratamos de condenar, se está amparando la celebración de actos de partidos u organizaciones con ideas y propuestas abiertamente machistas, lgtbfobas o racistas, todo ello por una ley que, recordemos, ha sido condenada por agrupaciones como Amnistía Internacional o por personalidades como la comisaria de Derechos Humanos, por ser desproporcionada y limitativa de derechos fundamentales».

Según subraya la Coordinadora Antifascista de Segovia, las sanciones constituyen una medida «disuasoria» más para frenar la participación popular en este tipo de manifestaciones, «una forma de asustar y disgregar a los disidentes de un supuesto sistema democrático que da cabida en sus instituciones, defiende y legitima la existencia de grupos abiertamente fascistas como Vox u Hogar Social Madrid».