El consejero de Sanidad descarta que el Hospital de Segovia tenga radioterapia en 2019

El consejero, Antonio María Sáez, accede al salón de actos del Hospital General, ayer, para clausurar la jornada de enfermería. /A. de Torre
El consejero, Antonio María Sáez, accede al salón de actos del Hospital General, ayer, para clausurar la jornada de enfermería. / A. de Torre

La futura unidad satélite tratará al 85% de los enfermos de cáncer de la provincia

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, sabía que su visita para clausurar la jornada sobre consultas de enfermería en el ámbito hospitalario le iba a costar un interrogatorio sobre la reivindicación de radioterapia en Segovia. El titular regional detalló, hasta donde podía leer, los planes de la Administración regional. La mayor concreción a la que llegó Sáez es que el Hospital General no va a realizar tratamientos radioterápicos el año que viene. A lo largo de 2019, sin embargo, ratificó que van a empezar los trabajos para implantar la anhelada unidad satélite. En este sentido, y a sabiendas de que la decisión de anteponer Ávila al resto de provincias pendientes ha levantado algún sarpullido en Segovia, el consejero aseveró que «no debemos acelerarnos con comparaciones territoriales».

«El mapa de las unidades satélite se completará entre tres o cuatro años», añadió el responsable regional. La materialización antes o después de la petición segoviana también está condicionada a algunos factores, según expuso Sáez. El principal es que el Hospital Clínico Universitario de Valladolid tenga a punto la tecnología adicional que ha de instalar para el servicio de radioterapia. Este centro seguirá siendo el de referencia de los pacientes oncológicos segovianos que han de someterse a este tipo de tratamiento.

Sin embargo, «está en proyecto un nuevo búnker donde se ubicará un segundo acelerador lineal», precisó el consejero sobre la renovación y adaptación que requiere el clínico vallisoletano. Es decir, que la unidad satélite del Hospital General no estará en funcionamiento hasta que el complejo asistencial de referencia tenga listos los medios necesarios. Además, Antonio María Sáez también subrayó que el propio Hospital de Segovia va a tener que afrontar la ejecución de unas obras necesarias para albergar las prestaciones sanitarias asociadas al servicio satélite de radioterapia.

«En 2019 se empezará a trabajar» en la futura unidad, incide el consejero; lo que no quiere decir ni es sinónimo de que esté en funcionamiento en el curso que está vuelta de la esquina, como dejó entrever hace unos días el presidente del Partido Popular (PP) de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

De calidad y segura

Por su parte, Antonio María Sáez añadió otro detalle sobre el proyecto: la unidad satélite asistirá al 85% de los pacientes que cáncer que se someten a este tratamiento en la provincia; mientras que el 15% restante tendrá que continuar viajando al centro de referencia de Valladolid debido a que puedan necesitar unas técnicas específicas. El responsable autonómico de Sanidad hizo hincapié en que el servicio de radioterapia que se ofrece en Castilla y León goza de «unos elevados niveles de calidad y seguridad».

En la provincia, la media que arrojan las cifras sobre tratamientos de radioterapia a lo largo de los últimos años es de unos 250 casos anuales. Si se toma como punto de partida este dato y se aplica el porcentaje de enfermos que serán atendidos por la unidad satélite de radioterapia en el complejo hospitalario de Segovia, la media anual de pacientes estará en torno a los 211.

Una vez más, Antonio María Sáez esgrimió en Segovia el argumento del trabajo desarrollado desde hace tres años por un equipo de expertos y representantes de sociedades científicas en pos de alcanzar el objetivo de que el «el cien por cien de los pacientes con cáncer reciban las mejores prestaciones». Esos estudios son los que han guiado los pasos de la Consejería de Sanidad a la hora de planificar la estrategia y distribución de las unidades de radioterapia en la comunidad.

En cuanto a la declaración institucional aprobada ayer por unanimidad en la Diputación para instar a la Junta a la implantación en el menor plazo de tiempo posible la unidad satélite, el consejero declaró que le parecía bien que haya esa unidad de acción para mejorar la atención que se presta. Sin embargo, matizó que estos procesos llevan su tiempo. «Por ejemplo, los aceleradores lineales no están fabricados, sino que se construyen acordes para cada hospital», expuso.

 

Fotos

Vídeos