La CHD sigue pensando que el embalse del Ciguiñuela es la mejor opción

Aspecto del Pontón Alto a la altura de la presa, que está al 89% de su capacidad con partes de la superficie heladas. /A. de Torre
Aspecto del Pontón Alto a la altura de la presa, que está al 89% de su capacidad con partes de la superficie heladas. / A. de Torre

El Parque Nacional de Guadarrama complica la posibilidad de recrecida de la presa del Tejo

MÓNICA RICOCuéllar

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y el Ministerio de Medio Ambiente continúan apostando por el embalse del Ciguiñuela como mejor opción para garantizar el suministro de agua para Segovia y su área de influencia. Así lo aseguró ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Juan Ignacio Diego Ruiz, que apuntó la falta de existencia de novedades al respecto durante la visita a las obras de la Estación Depuradora de Aguas residuales (Edar) de Cuéllar.

Diego Ruiz señaló que se han mantenido reuniones con el Ayuntamiento de Segovia para darles a conocer el planteamiento y las razones de por qué el Ministerio pretende desarrollar este embalse del río Ciguiñuela, del que destacó su importancia para la ciudad y la provincia de Segovia.

Aseguró que «por su dimensión y su emplazamiento es un embalse con un impacto ambiental muy bajo, incomparable desde ese punto de vista con otras alternativas que se han puesto sobre la mesa», y apuntó también que la repercusión sobre el ciudadano en lo que a coste se refiere será más baja «puesto que el volumen almacenado es muy superior al que se podría desarrollar en otras soluciones».

Diego Ruiz también se refirió a las dificultades existentes ante un posible recrecimiento de la presa del Tejo, en El Espinar, recordando que el proyecto ya estuvo sobre la mesa y se trasladó al Ministerio de Medio Ambiente, aunque en su momento tuvo una declaración de impacto negativa. En el momento actual queda casi descartado retomar la propuesta, ya que según afirmó el presidente de la CHD, en el momento actual resultaría mucho más complicado todavía, «puesto que la figura de protección de todo ese entorno es muy superior», al encontrarse enmarcado dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, por lo que desde la Confederación entienden que «es una solución que tiene poca viabilidad».

Y todo ello en un momento en el que la situación, a pesar de las últimas nieves, continúa siendo de sequía. A nivel de cuenca, en lo que se refiere a los embalses que explota la Confederación, dedicados a abastecimiento y regadío, los embalses se encuentran a un 31% de su capacidad, dato alejado de los del año pasado, que en febrero se situaban en un 43%, y mucho más lejos de la media de los últimos diez años, situado en torno a un 60%.

En el caso concreto de los embalses de Segovia, las cifras mejoran respecto a la media regional, aunque también se sitúan por debajo de las de años anteriores. En los dos embalses que gestiona la CHD en la provincia, el Pontón Alto (con 6,9 hectómetros cúbicos para una capacidad de 7,4) y el de Linares del Arroyo (con 18,6 hectómetros de un total posible de 54,4), el dato se sitúa en torno a una media del 44% y se espera una recuperación en las próximas semanas gracias al deshielo de las nevadas.

Deshielo

Unas nevadas que, además de beneficio,s también pueden acarrear algún problema en las próximas fechas, debido a ese deshielo. En este sentido Diego Ruiz apuntó que la Confederación, en función de la situación de nieve existente en altura, debe mantener ciertos resguardos en las presas, de modo que se puedan prevenir y atender mejor esas posibles avenidas.

También indicó que en la última reunión de la Comisión de Desembalse de la Confederación, celebrada en plena sequía, se puso de manifiesto la necesidad de dimensionar adecuadamente esos resguardos, con el fin de que cuando llegue la temporada de avenidas, éstas se puedan gestionar y crear los mínimos problemas posibles. Así, señaló que se vienen haciendo ajustes para evitar problemas de recrecido y que «debemos hacer un llenado teniendo en cuenta las posibles necesidades de desembalse».

El Pontón Alto, de hecho, ya comenzó a desembalsar por el desagüe de fondo a primeros de enero cuando todavía no había comenzado el prolongado episodio de nevedas de este invierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos