El concurso de pintura rápida llena de artistas El Espinar

Los ganadores de los tres premios del concurso posan con sus obras. /P.L.M.
Los ganadores de los tres premios del concurso posan con sus obras. / P.L.M.

Francisco Segovia Aguado, Julián Maroto y Pablo Rubén López han sido los ganadores de esta edición, en la que ha aumentado la participación

PEDRO L.MERINOEl Espinar

Mayor participación y aumento de calidad en las obras pictóricas participantes en la XXIV edición del Concurso de Pintura Rápida El Arcángel. Si en anteriores ediciones había bajado el número de artistas, en la edición de ayer se presentaron dieciocho cuadros, tres de ellos en la modalidad de acuarela y el resto en óleo.

Los participantes recorrieron escenarios variados de todo el municipio espinariego buscando la originalidad de un rincón especial que, además, casase bien con la técnica de cada uno de los autores. Hubo quien aprovechó las líneas de la carretera para hacer su propia versión de la travesía del núcleo de San Rafael. Las obras debían presentarse sin firmar y sobre el caballete en la plaza de Castilla de San Rafael entre las 18:00 h. y las 18:30 horas.

En acuarelas, el premio fue para una imagen de un rincón cualquiera de cualquier arroyo o río de la localidad, que interpretaba con genialidad los brillos del agua para conseguir una escena muy realista. La obra la firmó el vecino de Griñón (Madrid) Pablo Rubén López, que además del diploma acreditativo como ganador del galardón se llevó a casa los 400 euros con que está dotado.

En la técnica del óleo, el segundo premio fue para Francisco Segovia Aguado, con una escena de la travesía que jugaba con las líneas y la composición para llevar la mirada hacia los pocos coches que retrató en un punto determinado del cuadro. El autor de esta obra se llevó los 300 euros y el diploma correspondiente. El acreedor del primer premio 'Ayuntamiento de El Espinar' fue Julián Maroto, vecino de la capital madrileña, con una escena en la que aparecían, en un rincón del río, dos niñas jugando. No es muy habitual en este concurso que las personas tomen protagonismo en la escena, como sí ha ocurrido en esta ocasión. El jurado decidió que esa imagen debía ser la ganadora del premio principal.