La concentración de motos de Cuéllar aspira a prolongarse todo un fin de semana

Óscar Marcos y Álvaro Sancho, del Club FV Motor Box. /M. Rico
Óscar Marcos y Álvaro Sancho, del Club FV Motor Box. / M. Rico

El Club FV Motor Box organiza por segundo año esta iniciativa que llenará la villa este sábado de aficionados al motor

MÓNICA RICOCuéllar

Tras dos años sin celebrarse, el club FV MotorBox recuperó el año pasado la Concentración de Motos de Cuéllar, que, a pesar de la lluvia y la adversa climatología, contó con una buena aceptación de los aficionados al mundo de las dos ruedas y el motor. En 2018 se registraron más de 270 inscritos, lo que animó a la agrupación a continuar con el desarrollo de la iniciativa, que este año cumplirá su segunda edición, en la que esperan superar los 300 participantes, cifra en la que han limitado las inscripciones.

El club cuenta con casi tres años de vida, pero desde el principio sus miembros han trabajado para conseguir sacar adelante iniciativas de este tipo en torno al mundo del motor, pues no se limitan a las motos. Para ellos tienen varios grupos de trabajo que organizan distintas actividades, entre las que se encuentra esta concentración motera de Cuéllar, en la que pretenden continuar avanzando y creciendo y conseguir llegar a tener una cita «como era antes, todo el fin de semana», es decir, ampliar su duración que ahora se limita a una sola jornada, este año la del próximo sábado 8 de junio.

Las actividades comenzarán a las 10:00 horas cuando el rugir de los motores comenzará a tomar la zona de la plaza de toros y sus aledaños. Allí, en el stand de la organización se podrán realizar las inscripciones, que tienen un coste de 12 euros e incluyen desayuno, comida, cena, varios regalos y participaciones para distintos sorteos, además de consumiciones en establecimientos de la localidad.

El objetivo es tener una jornada de encuentro de los aficionados a las dos ruedas en Cuéllar, por lo que desde el club piden a quienes les gusta este mundo «que se animen, que salgan un poco, con lo que se ayuda también que haya gente en el pueblo» y así a la economía de establecimientos de hostelería y comercios. «Se trata de compartir afición y reunirnos todos un día al año», apuntan desde el club.

Las actividades comenzarán a las 10:00 horas con la apertura de la concentración y el desayuno para todos los que se animen a participar desde primera hora. A las 11:30 horas tendrá lugar la primera de las rutas, que tendrá su salida en la plaza de toros y recorrerá la comarca hasta la localidad vallisoletana de Íscar. Allí, en el bar Gaspirri podrán disfrutar de un aperitivo.

A continuación la ruta regresará a Cuéllar, donde se detendrá en la zona de san Gil, para en torno a las 15:00 horas regresar nuevamente a la plaza de toros, donde se celebrará una paellada popular y a su conclusión los tradicionales juegos moteros para todas las edades y toda la familia. Uno de los platos fuertes de la jornada será una exhibición de Stunt, que tendrá lugar en torno a las 19:30 horas en la Avenida de los Toreros. Se trata de una de las actividades que más público reúne, pues son muchos los que se acercan a disfrutar de las acrobacias sobre dos ruedas que realizará De Los Ríos Stunt.

Homenaje

Esta concentración también tendrá un recuerdo especial para Miguel Naranjo, uno de los grandes aficionados a las motos de Cuéllar, fallecido hace unos meses. «Por él empezó la concentración y queríamos tener un detalle con él», explicaron desde el club, por lo que a las 21:00 horas se realizará un homenaje en su memoria, recordando que siempre estuvo implicado en el mundo de las dos ruedas, en la organización de todas las concentraciones moteras que se han celebrado en el municipio en las últimas décadas y su bar era punto de encuentro para moteros de toda la comarca.

Seguidamente tendrá lugar una ruta nocturna por Cuéllar que finalizará en la plaza de toros con una cena, tras la cual la actividad se trasladará al bar Oremus donde tendrá lugar una fiesta motera con 'dj's' y el sorteo de un casco. Una de las novedades de la concentración de este año es la posibilidad de participar en una ruta 'off road' para aquellos que acudan a la concentración con vehículos como quads o motos de campo y que no puedan participar en la ruta hasta Íscar organizada por el club. «No lo organizamos nosotros», señalan desde FV MotorBox, sino que lo hace una agrupación amiga, 'Mar de pinares off road'.

«Nos avisaron que lo iban a hacer y nos pareció bien», explica Álvaro Sancho, del MotorBox, así que «les ayudaremos en lo necesario». Así, mientras las motos de asfalto realizan la ruta hasta Íscar, la segunda agrupación del motor cuellarano realizará una ruta por caminos, con lo que se conseguirá «cubrir más o menos a todos los inscritos, porque hay mucha gente que viene con quad o motos de campo y no pueden realizar la ruta por la carretera».

Quienes opten por esta segunda opción también deben cumplir ciertas normas. Así, los vehículos tienen que estar matriculados y al corriente de seguro e inspección técnica. Cada piloto será responsable de sus actos y deberá respetar la naturaleza y las normas de circulación. La duración aproximada de esta ruta fuera de carretera será de dos horas.

Aunque por segundo año consecutivo Fv MotorBox ha conseguido sacar adelante la concentración de motos, el colectivo espera poder tener más apoyo institucional de cara a las próximas ediciones, especialmente del Ayuntamiento, desde donde esperan obtener más colaboración y reclaman mayor apoyo, con el fin de poder ampliar la celebración a todo un fin de semana. Otra de sus reclamaciones es la necesidad de un circuito en la localidad. Tienen pensada la ubicación e incluso han mantenido conversaciones con la Federación para poder acercar pruebas al municipio, para lo que necesitarían la cesión de un terreno municipal.