Comisiones Obreras reclama la equiparación salarial de los funcionarios de Justicia

Funcionarios de Justicia, durante la protesta en la Audiencia Provincial./Antonio de Torre
Funcionarios de Justicia, durante la protesta en la Audiencia Provincial. / Antonio de Torre

La diferencia con los sueldos de trabajadores de otras comunidades autónomas alcanza en algunos casos los 700 euros mensuales

QUIQUE YUSTESegovia

Una veintena de trabajadores de la administración de Justicia en Segovia reivindicaron ayer ante la Audiencia Provincial la equiparación de sus salarios con las comunidades autónomas que tienen transferidas sus competencias en materia de justicia por parte del Estado. La protesta se enmarca dentro de un calendario de concentraciones elaborado por Comisiones Obreras que prevé más actos reivindicativos durante las próximas semanas, así como una encuesta a los trabajadores durante el mes de mayo para que éstos decidan si acudir convocar una huelga, ya sea de uno o varios días o indefinida.

Las movilizaciones de los funcionarios de justicia se producen ante la postura «absolutamente inamovible», afirma CC OO, del Ministerio de Justicia por alcanzar un acuerdo sobre el incremento del complemento específico en aquellas comunidades autónomas en las que no están transferidas las competencias: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares, Ceuta y Melilla, así como los órganos centrales de Madrid (Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Juzgados Centrales, Fiscalía General del Estado, Fiscalías especiales, Instituto Nacional de Toxicología y el Registro Civil Central). El sindicato considera «prioritario e irrenunciable» lograr un incremento del complemento específico para así equiparar su salario al que perciben por el mismo concepto funcionarios de Justicia del resto de comunidades autónomas.

Según los cálculos de Comisiones Obreras, las diferencias salariales entre comunidades rondan de media los 320 euros mensuales, siendo el caso más llamativo el de la Comunidad Foral de Navarra, donde un funcionario de Justicia puede llegar a cobrar al mes, por el mismo trabajo, hasta 700 euros más que uno de Castilla y León (o del resto de comunidades sin competencias transferidas). En la provincia de Segovia se beneficiarían de la equiparación salarial más de 200 trabajadores.

«Lo que estamos solicitando es una equiparación salarial, Mismo puesto de trabajo, mismo salario», afirmó durante la protesta Roberto Alonso Rodrigo, delegado de justicia de Comisiones Obreras en Segovia. Consciente de lo complicado que sería lograr una equiparación salarial al nivel de los de Navarra, el representante de CC OO matizó que «no solicitamos una subida de 700 euros mensuales como cobran ellos por el complemento específico, pero sí equipararnos con comunidades limítrofes a nosotros como Madrid». En este caso, la diferencia salarial entre funcionarios de justicia de la Comunidad de Madrid y los de Castilla y León es de 350 euros.

Alonso Rodrigo recordó que en 2008 los funcionarios de Justicia ya convocaron una huelga indefinida por el mismo motivo que duró dos meses, y que no descarta repetir a finales de primavera o principios de verano si el Ministerio de Justicia no atiende a las demandas de los trabajadores. «En 2008 nos subieron 190 euros. Se equiparó un poco, pero tras esa subida no se ha vuelto a tocar el sueldo, mientras que en el resto de comunidades con competencias han seguido subiendo hasta alcanzar una media de 350 euros más al mes que nosotros», explica el delegado de CC OO, que lamenta que «cada vez hay más brecha salarial a pesar de tener la misma categoría y el mismo puesto de trabajo».

Para todos

«El ministerio no nos convoca a las mesas. Nos ignoran. Nos dicen que no hay dinero, pero sí lo hay para otros», afirma Alonso Rodrigo, quien destaca que esta misma semana se ha acordado una subida salarial a jueces y fiscales con un fondo que, al comienzo de la crisis, «se prometió iba a ser para toda la administración de Justicia». Por ello, recordó que «desde el cuerpo de auxilio hasta el magistrado, con que la ausencia de un solo trabajador la justicia no funcionaría».