La colección de marionetas de Peralta ya tiene libro propio

Exposición de la colección Peralta. /A. de Torre
Exposición de la colección Peralta. / A. de Torre

Es un volumen de 111 páginas con 64 fotografías realizadas por Diego Conte Bragado

EL NORTESegovia

Las tiendas de Turismo de Segovia ya tienen un libro muy especial en sus vitrinas: se trata de un volumen dedicado a la colección de títeres de Francisco Peralta, alojada en la Puerta de Santiago de Segovia y abierta al público desde el 4 de marzo de 2014, gracias a la generosidad del maestro Peralta con la ciudad de Segovia. Se trata de una edición que recoge, en sus 111 páginas, 64 fotografías a color realizadas por Diego Conte Bragado, y textos explicativos de la biografía del artista y de los títeres expuestos en las vitrinas. Sin duda, una valiosa obra de consulta para los seguidores de la obra de Peralta.

El libro está a la venta en los centros gestionados por Turismo de Segovia con un precio de 14 euros. Es un producto muy demandado por los amantes de los títeres y visitantes a la colección de Peralta desde su apertura. La consideración de Segovia como «ciudad del títere» se debe, en gran medida, a Francisco Peralta, uno de los mejores marionetistas de España, a quien fue concedida la Medalla al Mérito en las Bellas Artes en su categoría de Plata en el año 1990, siendo el primer marionetista al que se otorga tan alta distinción.

La emoción que invadió a Peralta al ver que Segovia se entregaba al mundo de la marioneta impulsó su deseo de que la ciudad recogiera su obra. Ese deseo se materializó en la Puerta de Santiago donde se puede admirar su Colección de Títeres, 38 marionetas distribuidas en dos pisos, en vitrinas diseñadas a medida y con una iluminación adecuada que permite su visión y conservación.

La relación de Peralta con la ciudad de Segovia se remonta a los años 70. En el curso 1977-78 se creó la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en la Casa de los Picos y ese año Peralta impartió los cursos de construcción de títeres en el colegio Universitario Domingo de Soto. En los 4 cursos siguientes (1980-84) fue profesor de Modelado y Vaciado de la Escuela de Artes y Oficios. Además, en un taller experimental con sus alumnos, surgió la producción de una nueva versión del Clérigo Ignorante de Berceo.

 

Fotos

Vídeos