Las Ciudades Patrimonio cifran en un 16% el gasto extra para mantener sus cascos históricos

Clara Luquero (segunda por la izquierda), junto al resto de los alcaldes. /ICAL
Clara Luquero (segunda por la izquierda), junto al resto de los alcaldes. / ICAL

El grupo pide al Gobierno de Sánchez mayor financiación y alerta de la proliferación de apartamentos turísticos

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, al que pertenece Segovia, confía en que el Gobierno de Pedro Sánchez atienda su reivindicación de que a estos municipios lleguen «elementos de financiación extraordinarios» para poder cuidar y conservar vivos sus cascos históricos. La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, hizo esta reflexión tras la asamblea general del grupo, que reunió en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida a los quince alcaldes de las ciudades que lo integran, entre ellos la regidora de Segovia, Clara Luquero.

Ambrosio, que cederá su puesto de presidenta del grupo al alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, el próximo 30 de junio, cuando toca el relevo rotatorio, cifró en torno a un 16 % el gasto extra que las ciudades patrimonio tienen que soportar para mantener los cascos históricos y prestar los servicios municipales a los vecinos que allí viven, informó Efe.

Ambrosio confía en que el nuevo Gobierno «sintonice» con esta reivindicación, porque «nuestros cascos, nuestras ciudades, no pueden ser parques temáticos», porque «lo que le da alma y lo que le da vida son los vecinos» que allí habitan y que tienen que tener garantizados los mismos servicios que el resto de los habitantes de la ciudad. «Eso no lo podemos seguir haciendo a pulmón desde las arcas municipales», insistió la presidenta del grupo, para quien el debate sobre el nuevo modelo de financiación tendrá que abordar esta cuestión, ya que los ayuntamientos de las Ciudades Patrimonio no pueden seguir especialmente «infrafinanciados». En ese sentido, advirtió que en este debate, que se tendrá que desarrollar en los próximos meses, estas quince ciudades van a ser «reivindicativas y exigentes con que nuestros elementos también se pongan sobre la mesa, se puedan debatir y podamos tomar decisiones de cara al futuro».

Ambrosio añadió que las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, aunque presentan casuísticas distintas, no pueden mantenerse «de perfil ni perder de vista» la proliferación de apartamentos turísticos en sus cascos históricos. Tras recordar que son las comunidades autónomas las que tienen la competencia en esta materia, consideró interesante que se coordinen las propuestas. «Hay ciudades en las que este asunto se le puede convertir en breve en un problema y hay otras que en este momento, por el impacto que tiene, no lo es, pero hay que estar muy vigilantes porque lo que hay detrás de este tipo de actividad no garantiza que podamos seguir prestando una oferta turística de calidad y de excelencia». A pesar de las diferencias ideológicas entre los alcaldes que integran el grupo, existe «una gran sintonía en torno a los problemas e inquietudes» de las Ciudades Patrimonio, lo que les lleva a adoptar todos los acuerdos por unanimidad, señaló la presidenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos