Cincuenta caballistas participarán en el encierro desde los corrales

Los astados, dirigidos por los caballistas, se dirigen al casco urbano de Cuéllar. /ICAL
Los astados, dirigidos por los caballistas, se dirigen al casco urbano de Cuéllar. / ICAL

Un acuerdo entre Ayuntamiento, asociaciones y la propiedad del pinar permitirá que 35 personas se sumen este año a las 15 de la dirección de campo

MÓNICA RICOCuéllar

Tras varios años en los que únicamente una veintena de jinetes, seleccionados por la dirección de campo, podían participar en la suelta del encierro en los corrales del río Cega, este año la cifra aumentará hasta los cincuenta. Quince de ellos serán seleccionados por la dirección de campo, mientras que el resto serán cuellaranos pertenecientes a las asociaciones Amigos del Caballo y A Caballo. Así lo anunció ayer el alcalde, Carlos Fraile, en un acto en el que estuvo acompañado por el presidente de la Asociación Cuellarana Amigos del Caballo, Iván Sastre, la tesorera y la secretaria de la Entidad de Promoción y Recreación A Caballo, Marta Martín y María Jesús Arranz, respectivamentte, y el propietario del pinar por el que transcurren los primeros metros del traslado del ganado por el campo, José Cáceres.

La nueva cifra se ha conseguido tras varios encuentros, reuniones y negociaciones entre las tres partes (Ayuntamiento, asociaciones y propiedad), que han llegado a un acuerdo que posibilita que 35 jinetes cuellaranos estén en los primeros metros del traslado, desde los corrales del río Cega hasta la Cañada de la Reina, donde se podrán sumar todos los caballistas que así lo deseen, tal y como venía ocurriendo durante los últimos años.

Poder participar en la suelta de los astados es una reclamación que venían realizando las asociaciones de caballistas desde hace unos años, cuando se decidió que únicamente fueran los escogidos por la dirección de campo los que tuvieran acceso a los corrales. Con esta nueva medida se trata de dar cabida a varios jinetes más y, al mismo tiempo, de garantizar la organización y el buen desarrollo de la carrera para que «podamos parar la manada, que vaya tranquila y que esto nos permita que haya un buen encierro posteriormente en las calles, y al mismo tiempo, y muy importante también, proteger y preservar una propiedad privada como es la del pinar», destacó Fraile.

Para organizar tanto la suelta de los astados y su recogida por los caballistas como el traslado por el pinar, teniendo en cuenta el aumento del número de caballos, el Ayuntamiento organizará distintas reuniones con las personas que vayan a participar en esta suelta. Uno de los motivos de estos encuentros es tratar de evitar que durante las semanas previas a las fiestas los jinetes que quieran conocer el recorrido pasen por el pinar.

Paseo a caballo

Para ello también se organizará un paseo a caballo, para conocer sobre el terreno la organización y el planteamiento de todo el recorrido, «pero con especial atención a la primera parte, para respetar y preservar esa propiedad privada». Fraile pidió a los jinetes que quieran conocer la zona, que utilicen los caminos y cañadas, para así no dañar la propiedad privada.

El regidor también incidió en que durante los cinco días de encierros, la primera parte es un traslado de reses bravas con los mansos y destacó que todo aquel que quiera disfrutar del mismo tanto a caballo como en coche deberán realizar su trayecto por las áreas destinadas a tal fin, utilizando caminos y cañadas, pidiendo que no se pase por el pinar, evitando también que se levante polvo.

Fraile señaló que ya se ha solicitado la presencia durante los encierros del escuadrón de la Guardia Civil a caballo y que este año se realizará especial énfasis en la prohibición de no funar en el pinar.

Serán las propias asociaciones de caballistas de la localidad las encargadas de seleccionar a los 35 jinetes, que se elegirán entre los más de 160 miembros que suman entre ambas. Para ello, según explicaron los responsables, se tendrán en cuenta que estén empadronados en Cuéllar como primer requisito. Después serán ellos mismos los que decidan si están o no capacitados y si se comprometen a la conducción del ganado. Si después de todo ello la cifra es superior a 35, «tendremos que hacer un sorteo entre las dos asociaciones», señalaron.

Para el control de estos jinetes, desde el Ayuntamiento se realizarán chalecos con una numeración, que serán personales e intransferibles. De forma diaria se comprobará que el poseedor de cada chaleco coincide con la persona que está inscrita para portar el número eso día, con lo que se trata de «garantizar la organización del encierro y posibles reclamaciones posteriores», explicó Fraile.

El alcalde también anunció que ha transmitido a las asociaciones «que este es un año de prueba», que ha habido una predisposición y una voluntad por parte de la propiedad de que la gente de Cuéllar pueda participar en el encierro. Asimismo, mostró su confianza en que los caballistas de otros lugares entiendan que la limitación de caballos tiene que seguir existiendo y que son las agrupaciones de Cuéllar las que han luchado y posibilitado esta nueva medida, aunque «siempre podemos volver atrás». Fraile reconoció el esfuerzo que realizan los jinetes no cuellaranos para acudir al ciclo local.

El propietario de la zona de pinar por la que transcurre el primer tramo del encierro, José Cáceres, afirmó que desde su posición se ha intentado abrir la mano y se mostró «encantado» de que el encierro pase por su propiedad, aunque solo al subir, «nunca al bajar [los caballos], ni para calentar», especificó.

«Ordenada y tranquila»

El alcalde también señaló que se está trabajando ya en otras cuestiones organizativas referente al encierro, para que este se desarrolle de la forma más ordenada y tranquila. Destacó que ya se ha trabajado 'in situ' también con el concejal de Seguridad y Tráfico y apeló a la responsabilidad y diligencia de todos los jinetes que se encuentren en la Cañada para continuar el encierro, para que en ese lugar no se forme ningún tapón «y sepan entender este acuerdo al que hemos llegado, que es un paso hacia adelante». Las inscripciones para participar como acompañante de la manada tras el paso de la misma por la Cañada se abrirán el próximo lunes 22 de julio y permanecerán abiertas hasta el 9 de agosto.