La CHD certifica que el agua del estanque de El Mar es apta para el consumo humano

Estanque de El Mar. /El Norte
Estanque de El Mar. / El Norte

El caudal ha descendido en aproximadamente dos metros por debajo del nivel de la rasante, algo habitual en épocas de sequía, explica el alcalde

MARÍA SOPENASegovia

Los controles realizados por la Confederación Hidrográfica del Duero en el agua del estanque de El Mar, la principal fuente de suministro de la población del Real Sitio de San Ildefonso, concluyen que el agua es apta para el consumo humano y que, de momento, está libre de cenizas del incendio del Parque de Guadarrama. Según explicó el alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, desde el primer día del incendio los servicios técnicos municipales y miembros de Patrimonio Nacional han hecho también controles constantes del agua del estanque, «y hasta ahora esta todo en orden, perfectamente para consumo humano», señala Alonso.

El estanque, situado en el interior del perímetro de los Jardines del Palacio Real de La Granja, está muy cerca de la zona afectada por el incendio y lo abastecen los arroyos de El Morete, Carneros, Peñalara y La Chorranca. «Está todo preparado para poder limpiar en el caso de que hubiese arrastre de cenizas, se podría limpiar sin problema el arroyo, pero de momento no hay ningún tipo de riesgo».

El alcalde explica que el caudal del estanque ha descendido en aproximadamente dos metros por debajo del nivel de rasante, «nada extraordinario, ya que otros años de sequía también ha sucedido».

Alonso afirma que las medidas frente a la sequía están surtiendo efecto y se está consiguiendo controlar el consumo de agua. El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso prohibició en julio el uso de agua potable de la red para el riego de jardines, huertos y piscinas, entre las 9:00 y las 22:00 horas, y el lavado de vehículos, superficies, calles o plazoletas privadas ante la persistencia de la sequía estival. En el bando con el que se han fijado estas restricciones, el alcalde granjeño, el socialista Samuel Alonso, informaba de las bajas precipitaciones caídas durante el último año en el municipio, un 44% menos que hace un año, «situación que se ha agravado durante los meses de mayo y junio, en los que las precipitaciones han sido un 77% menos de la media de los últimos años».