La Catedral de Segovia revela los secretos de sus restauraciones

Una restauradora trabaja en una de las obras./ El Norte
Una restauradora trabaja en una de las obras. / El Norte

El Cabildo, que encara cuatro años de «completa autofinanciación», lanza la iniciativa 'Visita la obra con su restaurador' durante los martes del mes de agosto

El Norte
EL NORTESegovia

La Sala de Pintura Bajo Claustro de la Catedral de Segovia acogerá visitas guiadas para conocer de primera mano las labores de restauración y conservación llevadas a cabo en cuatro obras pictóricas: 'La duda de Santo Tomás', 'La misa de San Gregorio', 'La fuente de la Gracia' y el 'Tríptico del descendimiento'. La actividad tendrá lugar los martes del mes de agosto, a las 20:30 horas, de la mano de los restauradores Paloma Sánchez y Graziano Panzieri.

En cada una de estas visitas, los restauradores estarán acompañados por un canónigo del Cabildo para dar la bienvenida a los asistentes e informar sobre los personajes, la historia que se narra en las obras pictóricas y qué quisieron transmitir los artistas. Esta nueva propuesta se enmarca dentro del proyecto de divulgación #ArteComentado, con vídeos en los que se explicaban las obras de arte, aspectos técnicos de los trabajos ejecutados y la iconografía representada, a través del canal de Youtube de la Catedral de Segovia.

Las cuatro sesiones de 'Visita la obra con su restaurador' tendrán una duración de 50 minutos y están realizadas desde el novedoso punto de vista temático. En la primera parte, se explicará en qué ha consistido la restauración de la 'Duda de Santo Tomás' y la 'Misa de San Gregorio', destacando la influencia artística de su época, datos del autor, tema que representan y otros detalles de gran interés.

En la segunda parte, la explicación se dirigirá a 'La fuente de la Gracia' que antes de ser trasladada de la Sala Santa Catalina a su actual ubicación era necesario aplicar un tratamiento de conservación. Este óleo sobre tabla tiene un gran valor por ser copia de la original del taller de Van Eyck, expuesta en el Museo del Prado. De esta obra, que guarda una rica simbología con tres escenarios diferenciados, será interesante poder observar elementos que el autor inserta y que la diferencia de la original y resto de copias, además de los materiales utilizados.

Por último, frente al Tríptico del Descendimiento, de Ambrosius Benson, para desgranar su sobresaliente valor tanto en el empleo de materiales, calidad de la ejecución como en la representación de las escenas que se podrán descifrar gracias a la explicación de los canónigos. Una obra maestra del pintor flamenco que fue restaurada en el 2002 y de la que se podrá conocer más.

Las visitas guiadas son gratuitas y tendrán aforo limitado a 20 personas, con una inscripción que se hará de forma presencial en la taquilla de acceso al templo siendo posible reservar para un acompañante más, informa Ical.

El Cabildo Catedralicio de Segovia decidió apostar por dar datos e imágenes de las fases de restauración y los gastos de cada una de las intervenciones «para fomentar la transparencia y facilitar que el ciudadano conozca de principio a fin todo el proceso». Además recuerda que encaran cuatro años «de completa autofinanciación» tanto en gastos de personal o mantenimiento como de las restauraciones y es necesario concienciar de «la importancia que tiene el pago de la entrada», que repercute «exclusivamente en el sostenimiento general del templo».

Récord de visitantes durante el primer semestre del año

La Catedral de Segovia no es ajena al crecimiento turístico de la ciudad y en lo que va de 2019 ha registrado un total de 214.168 visitantes, lo que representa el mayor número de entradas en los seis primeros meses de un año desde que se contabiliza el turismo en el templo. Esta cifra supone un aumento del 25,9% con respecto al año pasado y del 11,6% en comparación con el 2017 cuando se alcanzó la mayor afluencia de visitantes, 191.824 hasta junio. En general, todos los meses consiguen romper el techo de entradas con incrementos considerables en relación a 2018. La torre vuelve a anotar otro máximo de enero a junio con 21.333 visitantes y un 34,1% más. Nunca antes habían subido tantas personas en los seis primeros meses del año y, por ejemplo, ya se ha superado la cifra total de 2016 cuando se alcanzaron los 19.385.

Desde 1995

La Sala Bajo Claustro, el espacio de exposiciones más importante de la Catedral,vio la luz tras un largo recorrido que comenzó en 1995, cuando una gran intervención liberó para uso museístico la cimentación dispuesta en 1525 para asentar el claustro. En diciembre del 2018 se inauguró la sala, el proyecto de mayor envergadura realizado por el Cabildo en los últimos tiempos. El conjunto de los 405 metros cuadrados albergan cuarenta obras pictóricas flamencas y castellanas de alto valor artístico y religioso. La mayoría de ellas han sido sometidas a un proceso de restauración y conservación por el equipo de restauradores de Paloma Sánchez y Graziano Panzieri.

Las obras de adaptación comenzaron en enero del 2018 dirigidas por el arquitecto, Juan Carlos Arnuncio Pastor. La Sala está distribuida en dos espacios situados bajo el claustro gótico y el cuerpo de la Librería, este último cubierto de una bóveda con una magnífica estereotomía. La obra más emblemática, y que centra la atención del visitante, es el Tríptico del Descendimiento, de Ambrosius Benson, que ocupa gran parte de este segundo espacio con una ubicación que hace posible observar de cerca esta espectacular tabla de casi tres metros de altura.

Los visitantes pueden disfrutar de una audioguía, que se puede descargar gratuitamente a través del móvil, y que explica las diez obras pictóricas más importantes. La de Bajo Claustro se suma a las tres salas abiertas al visitante –Santa Catalina, Tapices y Ornamentos Litúrgicos–, todas con acceso desde el claustro, junto con las veintidós capillas, torre, enlosado y naves del templo.