Carlos Muñoz de Pablos, «un genio del Renacimiento», recibe la Medalla al Mérito Cultural de Segovia

Clara Luquero y Carlos Muñoz de Pablos, tras la imposición de la Medalla al Mérito Cultural./Antonio Tanarro
Clara Luquero y Carlos Muñoz de Pablos, tras la imposición de la Medalla al Mérito Cultural. / Antonio Tanarro

El prestigioso artista y vitralista recoge en el patio de la Casa Consitorial la distinción que le otorga la ciudad

M. A. L.Segovia

Lo dijeron de él los miembros del jurado internacional que vinieron a Segovia para evaluar la candidatura de la ciudad a la capitalidad cultural europea de 2016. «Es un genio como los del Renacimiento», comentaron tras entrevistarse con Carlos Muñoz de Pablos. Podría haberlo sido porque su perfil de conocimientos y el interés por múltiples disciplinas es semejante al de Leonardo da Vinci, Miguel Ángel o Velázquez, pero es más, porque el reconocido vitralista y artista es un hombre del siglo XX y del XXI, y su legado es su trayectoria profesional, «asociada a creaciones indispensables para la cultura universal», como destacó este viernes la alcaldesa en funciones, Clara Luquero, al entregarle la Medalla al Mérito Cultural.

El pleno del Ayuntamiento de Segovia decidió en febrero de forma unánime otorgarle la Medalla al Mérito Cultural a Carlos Muñoz de Pablos (Segovia, 1938), en la misma sesión en que respaldó la propuesta de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce para la candidatura al Premio Princesa de Asturias de las Artes. Este viernes recibió la medalla en el patio de la Casa Consistorial, arropado por su familia, sus compañeros académicos de San Quirce y muchos amigos y representantes del ámbito de la cultura segoviana.

En la actualidad, Muñoz de Pablos es el director de los trabajos de restauración de las vidrieras de la Catedral de Segovia (tarea que realiza a través de la empresa en la que participan sus hijos) y es miembro del Comité Español del 'Corpus Vitrearum Dedii Aevi' para la conservación de las vidrieras medievales europeas; ha llevado a cabo trabajos e intervenciones en muchos monumentos del patrimonio artístico español como el Alcázar de Segovia, las catedrales de Vitoria, León, Cádiz, Sigüenza, Burgos, Salamanca y Toledo. También posee el Premio Castilla y León de Restauración y Conservación del Patrimonio. Es el conservador de la Casa-Museo de Antonio Machado, y en los méritos que han de reconocérsele hay que mencionar que fue el principal promotor de la recuperación de la Real Fábrica de Cristales de La Granja y de que se creara la Fundación del Centro Nacional del Vidrio.

Indicó Clara Luquero que «genio es quien sabe un oficio, con precisión artesana, con sabiduría práctica y conocimientos del porqué», y Muñoz de Pablos se caracteriza por reunir esas cualidades, que ha mostrado durante su vida y su trabajo, desde su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Segovia, donde con el tiempo acabó siendo profesor, luego en el estudios de las vidrieras en la prestigiosa Casa Maumejean, y después con Amadeo Roca Gisbert, mientras ya ganaba, muy joven, el premio de Dibujo Fundación Carlos Luque. Se graduó como profesor de Dibujo en la Academia de San Fernando, donde es académico, y se licenció en Bellas Artes en la Universidad Complutense.

Orgullo y ejemplo

Su obra, manifestó la alcaldesa, «nos entrega tesón y convencimiento. La luz se filtra, me atrevo a decir que se detiene, en la materia que él trabaja». Y recordó algo que él dice siempre: «Hay que respetar la materia con la que se trabaja, hay que escucharla para acomodarte a sus leyes y a sus principios y que, a la vez, la materia nos acepte». Así, su obra es «siempre ejemplar y extensísima», y no cesa, pues en la actualidad trabaja para el Senado.

Concederle la Medalla al Mérito Cultural de Segovia «quiere ser un reconocimiento lleno de gratitud» en nombre de la ciudadanía de Segovia, porque en el ejercicio de esta, manifestó la alcaldesa, es «donde llevas la vida entera ejerciendo tu oficio con una grandeza que es, para todos tus conciudadanos, un orgullo y un ejemplo».