La cárcel de Segovia se quedará sin funcionarios en prácticas en el reparto del mes que viene

Entrada a la cárcel de Segovia. /Antonio de Torre
Entrada a la cárcel de Segovia. / Antonio de Torre

El sindicato independiente CSIF alerta de que las vacantes en el personal del centro penitenciario superan las cincuenta

El Norte
EL NORTESegovia

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) reitera su reivindicación de más personal para el centro penitenciario de Segovia, después además de una nueva agresión por parte de un recluso a tres trabajadores. Fuentes de la organización recuerdan que en la cárcel de Perogordo hay en torno a cincuenta plazas vacantes que siguen sin cubrirse, y el déficit puede ir a más debido a las bajas por jubilación que se esperan.

Responsable de CSIF de la Administración General del Estado en Segovia, Fermín Pinto, llama la atención en tono crítico sobre la política de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que «no adjudica ningún funcionario en prácticas de los 832 que va a distribuir a partir de 20 de junio». La prisión segoviana, que había solicitado el pasado 2 de abril la incorporación de alguno de estos efectivos del cuerpo de ayudantes, se quedará sin ese personal en formación, lamenta y se queja Pinto.

El rechazo oficial a la petición se produjo, además, el pasado jueves, un día antes de que tuviera lugar la última y grave agresión. El escenario planteado con la negativa del Gobierno a destinar funcionarios en prácticas a la cárcel de Segovia «ha sentado como un jarro de agua fría entre los trabajadores por el déficit de personal que tendremos cara a los próximos meses de verano y la inseguridad que esta situación puede provocar», apunta el representante sindical.

Piden el cierre de departamentos

El sindicato reclama que el interno que agredió el pasado viernes a tres empleados de la cárcel sea trasladado para evitar nuevos altercados.

Asimismo, la central sindical independiente ha solicitado a la dirección del centro penitenciario «el cierre de algún departamento de la prisión para que con los medios humanos de que dispone el centro actualmente no se vea mermada la seguridad y se ponga en riesgo la integridad de internos y funcionarios». sobre todo ahora, que la cárcel no va a contar con los funcionarios en prácticas de los que sí dispondrán cuarenta prisiones en España.