La capital supera por primera vez el medio millón de pernoctaciones en un año

Varios turistas se reúnen en la puerta de la Oficina de Turismo./Antonio De Torre
Varios turistas se reúnen en la puerta de la Oficina de Turismo. / Antonio De Torre

Fueron 135.476 las estancias de turistas extranjeros, que se han duplicado en el último lustro y suponen tres veces más que en 2005

ÁLVARO GÓMEZSegovia

El área de Turismo del Ayuntamiento de Segovia celebra, una vez más, los datos oficiales de viajeros que llegan a la capital. En 2018 se batieron todos los récords de los últimos años al superar por primera vez el medio millón de pernoctaciones en la ciudad. Tras varios años, entre 2007 y 2013, en los que la cifra disminuía poco a poco, la situación se revirtió y en los últimos cinco años las pernoctaciones no han hecho más que subir. Y además a buen ritmo, pues las 508.377 que registró el Instituto Nacional de Estadística (INE) el año pasado representan una crecida cercana al 9% respecto al dato de 2017. Aunque no lo hace al mismo nivel, el número de viajeros también ha crecido el último año, con el 6,7% más que el año pasado. Esta diferencia corresponde a que los turistas que llegan a Segovia cada año pasan más noches en la ciudad, por lo que empieza a alejarse ese tipo de turismo de un día de los que llegan de Madrid debido a su cercanía.

«Estamos muy contentos. Hay un incremento del 1,9% de las pernoctaciones en diciembre, que para ser ese mes es un dato espectacular», explica la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos. La edil se congratula del aumento de turistas en una ciudad en la que hay que tener en cuenta que, según las valoraciones que maneja el área de Turismo, se encuentra entre los diez puntos turísticos cuyos hoteles tienen un precio más elevado. «Los alojamientos turísticos de aquí son más caros que los de nuestros competidores más directos», asegura la concejala.

La provincia mantiene los viajeros y crece su estancia media

La provincia de Segovia mantiene el registro de viajeros el año pasado (466.956) con un ligero aumento de 600 respecto al 2017, aunque aumenta en más de 13.000 sus pernoctaciones. Esto quiere decir que la estancia media (1,77 noches) es mayor que en años anteriores, por lo que, aunque no se incrementa el número de turistas que llegan a la provincia, sí lo hace el tiempo que permanecen en ella. Para la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez hace un balance «muy positivo» de los datos de pernoctaciones registrados en 2018. «Este aumento se puede deber a todos los nuevos paquetes y productos que se están lanzando, como los de cicloturismo o astroturismo, que calan en la gente y hace que se interesen por la provincia». «Es muy difícil superar estas cifras, por lo que tenemos que intentar es que el turismo sea sostenible y de calidad», añade Rodríguez. Los municipios más turísticos según indica la diputada son la parte de Tierra de Pinares con Cuéllar, Coca o Turégano. También Maderuelo, Sepúlveda, Riaza, Pedraza o los pueblos rojos y negros. Destaca el Real Sitio de San Ildefonso, «porque muchos turistas vienen desde Madrid y quieren ver más cosas cerca de Segovia».

La estancia media está lejos de situarse al nivel de otros puntos turísticos situados en localidades costeras, donde algunos meses se sobrepasan los siete días. En el año 2018, en Segovia fue de 1,76 días, cifra que aumenta por sexto año consecutivo desde 2012, cuando el dato era de 1,47 noches de estancia media en los alojamientos de la ciudad.

Crece el turismo en general, pero sobre todo lo hace el exterior, que en los últimos años ha sufrido un cambio considerable. Las pernoctaciones en Segovia de viajeros que llegaron de otros países el año pasado (135.476) son el doble de las que se registraron hace un lustro y casi triplican a las de 2005.

Aumenta el turismo exterior

«En otros destinos sube el turismo nacional pero baja el extranjero. En este sentido la verdad es que a nosotros nos va muy bien», indica de Santos. Además, los extranjeros que vienen a conocer la ciudad de Segovia cada vez tienen una representación mayor respecto al total de turistas. Ya desde 2014, una de cada cuatro pernoctaciones en los alojamientos turísticos de la capital correspondía a personas que venían de otros países. Este porcentaje en 2018 fue del 26,7%, un incremento notable respecto al registrado hace una década, cuando eran el 18% sobre el total de las pernoctaciones las realizadas por extranjeros.

Los datos globales tanto de viajeros como de pernoctaciones son positivos, pero serían aún mejores de no ser por el aumento de los apartamentos irregulares en la ciudad. Según un informe realizado por la Universidad de Valladolid (UVA) titulado 'Comportamiento y perfil del visitante de la ciudad de Segovia', el 11% de los turistas que pernoctaron en la ciudad en 2017 lo hicieron en alojamientos ilegales, por lo que no quedan reflejados en informes como el del INE. Claudia de Santos indica que, aunque no tienen datos del 2018, el porcentaje será similar al del estudio de la UVA el año anterior.

«El Plan de Áreas Históricas (Peahis) establece que no se permitirán apartamentos turísticos en aquellos edificios que en su totalidad no tengan un uso exclusivo para ello y que además tengan entrada independiente», recuerda la concejala. Esta medida se decidió con el fin de evitar ruidos, molestias o cualquier tipo de comportamiento incívico en bloques de pisos del casco histórico, lo que podría potenciar la despoblación de esta parte de la ciudad. En los principales portales web que ofrecen alojamiento en viviendas privadas existen cerca de 150 en Segovia, aunque varios cuentan con autorización de la Junta. «Nuestra competencia no va más allá de poder decirle al propietario que tiene una licencia de uso residencial que no le permite sacar rentabilidad económica del piso», explica la edil.