Cándido López sobre la acusación de CC OO: Pretende «calentar» la negociación del convenio

Cándido López, presidente de la patronal de empresas de hostelería de Segovia. Tanarro/
Cándido López, presidente de la patronal de empresas de hostelería de Segovia. Tanarro

El presidente de la AIHS asegura que «no existe fraude bajo ningún concepto»

QUIQUE YUSTESegovia

Cándido López, presidente de la Agrupación de Industriales de Hostelería de Segovia (AIHS) desconoce el informe presentado por el sindicato Comisiones Obreras sobre la situación laboral del sector y el presunto fraude por la realización de horas extras. En cualquier caso, niega que exista fraude alguno y cree que presentar así el estudio puede ser «una forma de calentar el ambiente» de cara a la negociación del convenio provincial de Hostelería, para el que ya ha sido notificado el preaviso de constitución de la mesa negociadora, en la que se sentarán los representantes de la patronal y de los trabajadores el 11 de enero.

Reconoció ayer el presidente de los hosteleros que desconoce los datos del estudio de CC OO, porque no ha tenido acceso a él, pero aseguró «rotundamente que no hay fraude alguno. La hostelería segoviana cumple con la reglamentación laboral establecida y de acuerdo al convenio colectivo y los parámetros establecidos en derecho laboral».

«Erróneo»

López reiteró que el fraude «no existe bajo ningún concepto», y recalcó que le da «la sensación» de que las declaraciones de los responsables del sindicato son «una forma de calentar el ambiente de cara a las próximas negociaciones del convenio colectivo que se van a iniciar en enero». En este sentido, consideró que «es una forma errónea de comenzar a negociar el convenio con estas acusaciones que me parece que son impropias e inadecuadas», porque «los hosteleros cumplimos la normativa y la legalidad».

Respecto a la reclamación de una subida salarial del 5% planteada por CC OO, que supone 55 euros al mes, señaló López que «lo que se que tenga que acordar se fijará en la negociación del convenio», sobre todo porque, añadió, no está «en disposición de hablar de cifras o porcentajes, ya que eso es adelantar acontecimientos».

Apeló el presidente de los empresarios a «hablar y dialogar sin acusar a nadie» en la mesa negociadora, tanto para fijar el incremento salarial como para establecer otras cuestiones, entre ellas la posibilidad o no de poner controles horarios en los centros de trabajo (es decir, que los empleados fichen a la entrada y la salida), si bien está de acuerdo «en que debe ser la patronal quien tome la iniciativa, pero no es buena forma de empezar esa negociación acusando a los empresarios de hostelería», concluyó.

El convenio colectivo provincial de Hostelería afecta a más de 4.000 profesionales de las distintas categorías; tiene vigencia hasta el próximo enero y en sus tablas salariales estableció unos sueldos para camareros y jefes que este año que termina están fijados en un abanico que va, según las categorías profesionales y de los establecimientos, de 965 a 1.118 euros mensuales, con una subida del 1,5% respecto a las tablas de 2016.

 

Fotos

Vídeos