Un camping de cuatro estrellas siembra la discordia en Sotosalbos

Calle de Sotosalbos. /El Norte
Calle de Sotosalbos. / El Norte

El Ayuntamiento rebate las informaciones difundidas por la Asociación para la Protección del Patrimonio Cultural y Ambiental del municipio sobre el proyecto

El Norte
EL NORTESegovia

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sotosalbos ha salido al paso de las críticas vertidas sobre el proyecto para construir un camping de cuatro estrellas destinado a autocaravanas en el municipio. El grupo popular critica las «informaciones falsas que vienen difundiendo» algunos miembros de la Asociación para la Protección del Patrimonio Cultural y Ambiental de Sotosalbos (APPCAS), tanto respecto al proyecto como al papel que desempeña el Ayuntamiento y, en especial, a la posición de los cuatro concejales del equipo de gobierno que encabeza Feliciano Isabel (PP). Bajo la premisa de que el Ayuntamiento «respeta y valora cualquier iniciativa vecinal en forma de asociación o cualquier otra forma, siempre que sea con el objetivo de salvaguardar el valor patrimonial y la riqueza natural y medioambiental de Sotosalbos» , el grupo popular señala que la agrupación que la mayoría de los miembros de la asociación «no son residentes ni empadronados en el municipio, lo que cuestiona bastante el conocimiento del día a día que puedan tener de Sotosalbo».

En cuanto a la idea de que la posible instalación sería en una dehesa, «desprendiéndose que es una dehesa municipal destinada al pasto del ganado», el grupo de gobierno recalca que «se trata de parcelas privadas y, como tal, sus propietarios deciden el destino de las mismas, la posible venta, etcétera, una situación en la que un Ayuntamiento nunca debería opinar». En este sentido, puntualiza que« ninguno de los miembros del equipo de gobierno de este Ayuntamiento tiene nada que ver con la promoción o ejecución del supuesto camping y, por supuesto, ninguno tiene ningún interés particular en que se construya o no la instalación». La asociación sostiene que el camping ocupará una extensión de 125 hectáreas, pero en el anteproyecto figura que se trata de la suma de parcelas con una extensión de 2,4 hectáreas, afirman los populares.

En cuanto al argumento esgrimido por los detractores del proyecto de que se trata de en un Área de Singular Valor Ecológico, según las DOTSE (Directrices de Ordenación de Ámbito Subregional de Segovia y Entorno) y clasificada por las normas urbanísticas municipales como suelo rústico con protección natural, el grupo de gobierno puntualiza que estas «admiten usos excepcionales en suelo rústico aquellos usos dotacionales, comerciales o industriales si se consideran de interés público». La Asociación para la Protección del Patrimonio Cultural y Ambiental de Sotosalbos (APPCAS) señala que el acceso al posible camping sería por una vía de uso pecuario, pero el Ayuntamiento matiza «se trata de un camino de concentración parcelaria. El mismo por el que acceden los clientes del hotel rural del presidente de APPCAS». En el anteproyecto no se indica que este camino vaya a ser asfaltado, como sostiene la asociación. También desmiente el equipo de gobierno que las instalaciones vayan a contar con un edificio de dos plantas, ya que «el estudio previo presentado» recoge que tendrá una. Respecto a la construcción de una piscina cubierta, el anteproyecto indica «que se habilitará una piscina de agua depurada por procedimientos naturales (no químicos) y sin revestimientos tipo gresite si no otros de tipo natural».

También desmiente el Ayuntamiento que la iniciativa plantee la tala de árboles centenarios. « Es más, el anteproyecto menciona la existencia de árboles de valor ecológico y detalla que el trazado de los viales necesarios será de forma sinuosa para su conservación». El grupo popular matiza que la única información de la que dispone el Ayuntamiento hasta el momento es una solicitud de consulta previa sobre la viabilidad para la promoción de un camping de cuatro estrellas en suelo rústico en Sotosalbos, presentada ante la Comisión de Urbanismo de la Junta en febrero de 2018. En el mes de julio, el Ayuntamiento recibe el informe de consulta del órgano territorial.

Ante esta situación, el equipo de gobierno quiere dejar claro que «siempre actúa conforme a la legalidad y lo hará también en este caso, como lo ha hecho, en cada uno de los proyectos presentados hasta el momento pues en caso contrario se estaría incurriendo en prevaricación». Los cuatro concejales del equipo de gobierno están manteniendo reuniones periódicas con la Comisión de Urbanismo de la Junta de Castilla y León «para recibir asesoramiento sobre la forma de proceder ante proyectos de este tipo y resolver dudas tanto a nivel urbanístico como en materia legal».

Según afirman, sorprende que el presidente de APPCAS, Alejandro Moreno, «esté desvirtuando el papel y motivaciones de la asociación, y que en su día transmitieron a los actuales socios para que se sumasen a la misma. Hemos podido comprobar que la presidencia de la asociación está tomando decisiones al margen de sus miembros, como lo demuestra el hecho de que otros socios desconocían afirmaciones que han aparecido publicadas en la página web de la plataforma y que se han modificado o retirado por ser falsas o inexactas, tras ser trasladadas a Álvaro Gil Robles, miembro de la asociación».