La calle San Juan volverá a estar abierta al tráfico en los dos sentidos a fin de mes

Aspecto de las obras en el último tramo de la calle San Agustín el pasado miércoles. A esta altura será situado el semáforo provisional cuando se reabra la vía. /Antonio Tanarro
Aspecto de las obras en el último tramo de la calle San Agustín el pasado miércoles. A esta altura será situado el semáforo provisional cuando se reabra la vía. / Antonio Tanarro

El Ayuntamiento trabaja con la empresa de suministro eléctrico y con los propietarios de las viviendas para retirar el cableado de las fachadas

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La última fase de las obras de reurbanización integral de la calle San Juan concluirá este mes y, como estaba previsto, el tráfico circulará en ambos sentidos antes de que finalice enero. Lo asegura la concejala de Obras, Paloma Maroto, quien mantiene también una cierta reserva a la hora de dar el plazo concreto porque afirma que en cualquier proyecto pueden surgir imponderables. Son siete meses de ejecución de este proyecto, de molestias anunciadas por inevitables, pero reales, sobre todo para los residentes del recinto amurallado y para los usuarios de las distintas líneas de transporte urbano que paraban en Colón. Los últimos trabajos se centran ahora en el tramo entre el Palacio de Quintanar y el edificio de los juzgados, frente a la Diputación, donde ha sido necesario levantar el adoquinado y el hormigón viejo, para después instalar una nueva capa de hormigón que haga una buena base para el pavimento de adoquín. Si no hay imprevistos, los autobuses volverán a llegar a la parada de Colón este mes.

Noticias relacionadas

Este último tajo de la obra se realiza en el lado derecho de San Agustín en sentido de bajada. La concejala de Obras reconoce que la ejecución de todo el proyecto ha salido más o menos como estaba diseñado, con algún imprevisto –como el hallazgo de una galería subterránea o que las tuberías de época moderna no estuvieran documentadas– y «con la suerte de que hemos tenido buen tiempo y nos ha dejado trabajar».

Trabajos para instalar el nuevo alumbrado, el pasado miércoles, y vista en detalle de las nuevas farolas. / A. T.

La reapertura al tráfico en los dos sentidos a fin de mes la da por segura Maroto. Como el tiempo de fraguado idóneo es más o menos de un mes y la última parte del nuevo pavimento no se podrá pisar durante ese tiempo desde que se termine, la instalación de un semáforo provisional regulará el paso del tráfico por un único carril en el tramo contiguo a la fachada del edificio de la Diputación. Este semáforo estará colocado en sentido descendente antes del Palacio de Justicia y dará paso alternativo al tráfico de subida y al de bajada, explica.

Nuevo alumbrado

Este tramo es el que queda por concluir del grueso del proyecto integral, aunque en el resto de los tajos faltan por hacer cosas. Estos días, por ejemplo, están siendo sustituidas las farolas de alumbrado público. El proyecto ya contemplaba la renovación de estas farolas, aunque con la conservación de los brazos de soporte, de hierro forjado y antiguos, que las sujetan a las fachadas y que han sido restaurados y pintados. En la memoria, el proyecto consideraba que las luminarias eran muy antiguas, «visualmente desagradable» y estaban en mal estado. Ahora, son nuevas las carcasas de las luminarias, más modernas pero del modelo 'villa', que recuerda a las anteriores, y las lámparas son de tipo 'led'.

Este nuevo alumbrado supone una modernización total respecto al anterior, las lámparas led de 60 watios proporcionan una iluminación mucho mejor que las antiguas de VSAP (sodio de alta presión) de 150 watios y, además de que admiten hasta 35 programas de funcionamiento, cuentan con una red también renovada por completo, que ha sido soterrada y duplicada para admitir en el futuro la remodelación del alumbrado ornamental.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado instalar cámaras de vigilancia de los accesos

Con esta instalación, la Concejalía ha iniciado la retirada de parte del cableado aéreo de las fachadas. Pero queda tarea pendiente. Comenta Maroto que «estamos trabajando a la vez con los vecinos y con la empresa de suministro eléctrico Unión Fenosa para quitar el resto del cableado en la medida de lo posible.

En este sentido, también se ha avanzado hacia la retirada del cableado aéreo de las compañías de telefonía y de servicios de Internet, pues durante las obras se han realizado las arquetas, canalizaciones y conexiones para soterrarlo.

Otros remates que faltan corresponden a los desperfectos causados en la parte baja de las fachadas de algunos edificios, al abrir las zanjas y ejecutar las obras de pavimentación de las aceras, que también están siendo realizados estos días, con excepción de los de la parte de San Agustín, que se acometerán cuando finalicen los trabajos en este tramo. Y quedará también realizar una limpieza general de toda la zona de obras, desde la plaza de Artillería hasta San Agustín, pues este tipo de proyectos integrales, con hormigonados y la utilización de muy diversos materiales, suelen dejar muy sucia la superficie, como indica Maroto. Pero esta limpieza también es probable que se realice al final.

Las farolas están siendo sustituidas por otras nuevas, tras la reparación del soporte

Con todo esto pendiente, la Concejala de Obras calcula que la ejecución del proyecto que comenzó en junio la empresa Viales Padasilma finalizarán este mes. Es su idea y da por seguro que será así. Terminarán entonces siete meses de molestias para los vecinos y visitantes. Después, de acuerdo con el pliego de condiciones del contrato, las obras realizadas tendrán un plazo de garantía de un año a partir de la firma del acta de recepción.

Fuera de este proyecto, el Ayuntamiento tiene previsto vigilar el tráfico, y en general los accesos al recinto amurallado. La Junta de Gobierno Local aprobó ayer la modificación presupuestaria para instalar el sistema de videovigilancia, que costará 3.503 euros y que controlará la Policía Local.