Caduca el compromiso de Fomento de desviar los camiones de la travesía de San Rafael

Pancarta exigiendo una solución colocada en la propia travesía de San Rafael, en Segovia. /Pedro L. Merino
Pancarta exigiendo una solución colocada en la propia travesía de San Rafael, en Segovia. / Pedro L. Merino

El Ministerio confirma que la declaración de impacto ambiental del proyecto de la variante expira en diciembre

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El problema de seguridad vial con el que convive San Rafael continúa sin solución. Y lo que es peor, sin avances en el proyecto de la variante. La subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, recuerda que los últimos pasos que se habían dado se encaminaban a la medida que parecía ser «la más rápida» del desvío bonificado por la autopista para el tráfico pesado que ahora discurre por el tramo urbano de la N-VI en este núcleo de población de El Espinar.

Sin embargo, el cambio de escenario político también ha trastocado las previsiones y esperanzas depositadas sobre esta alternativa. El plazo de seis meses que acordó el último secretario general de Infraestructuras, Javier Izquierdo, con la alcaldesa de El Espinar, Alicia Palomo, para reconducir la circulación de camiones y vehículos articulados por la AP-6 ha expirado.

Más información

Dicho compromiso se selló en una reunión entre el Ayuntamiento y Fomento el 16 de octubre del año pasado. De hecho, en los Presupuestos Generales del Estado diseñados por el Gobierno central para el presente ejercicio estaban contempladas unas cuantías para esos desvíos incentivados económicamente, recuerda Martín.

Sin embargo, el proyecto presupuestario del Ejecutivo de Pedro Sánchez no salió adelante y esas partidas no fueron aprobadas. Por lo tanto, la solución que se había propuesto «ha quedado paralizada», concluye la subdelegada del Gobierno. A ello, hay que añadir la convocatoria electoral en la que están inmersos los partidos y que culminará el día 28 copn la cita con las urnas y la posterior conformación del gobierno.

Tras las elecciones, a «retomarlo con fuerza»

Así que, toca esperar más y prolongar la incertidumbre y preocupación vecinales. Los residentes y afectados por la falta de seguridad vial en la travesía de San Rafael ya se han encargado de recordar la necesidad urgente de solucionar el problema con pancartas en la propia nacional a su paso por la población.

Lirio Martín apela a que, una vez pasen las elecciones, «hay que retomar con fuerza el tema». Lo cierto, hasta el momento, es que ni el anterior Gobierno del Partido Popular (PP) ni la llegada a La Moncloa de Pedro Sánchez el pasado mes de junio han sabido articular y materializar una respuesta. Ni unos ni otros han conseguido que el proyecto de la variante, el que se vislumbra como el definitivo, siguiera adelante.

Mientras la propuesta encalla en este bloqueo presupuestario e institucional, el tiempo corre. El Ministerio de Fomento revela que la declaración de impacto ambiental del proyecto de la variante de San Rafael continúa en vigor; pero tendrán que darse prisa quienes cojan las riendas del país a partir del día 28 porque la caducidad de dicha evaluación tiene fecha, y es «en diciembre de este año», según han ratificado fuentes oficiales a tenor de «la disposición transitoria primera de la Ley 21/2013 de evaluación de impacto ambiental».

De esta forma, el Ministerio aclara las discrepancias que se produjeron en verano del año pasado sobre cuándo expiraba la declaración de impacto ambiental. Mientras la subdelegada defendía que era en febrero de este 2019, los parlamentarios del Partido Popular (PP) aseguraban que había tiempo y que esa caducidad se fijaba para los estertores de este curso. Fomento da la razón a los populares en este asunto.

Desde febrero de 2013

Conviene recordar que fue en febrero de 2013 cuando por aquel entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente formuló la declaración de impacto ambiental favorable para la variante de San Rafael, en la carretera nacional N-VI que une Madrid con La Coruña.

La opción seleccionada, dentro de las presentadas al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es la que utiliza la autopista AP-6 en todo el tramo de la variante. Asimismo, el Gobierno consideraba que con esta opción quedarán adecuadamente protegidos el medio ambiente y los recursos naturales.

No hay que olvidar otro frente abierto relacionado con el tráfico en este entorno y que puede estar detrás de la exigua partida consignada de 100.000 euros y que no fue aprobada en el Congreso, al igual que el conjunto de los presupuestos. En noviembre de este mismo año expira otro plazo no menos importante, que es relativo a la concesión de la autopista. El Gobierno que salga de las elecciones del día 28 tendrá que revisar la situación y dictaminar si la caducidad de dicha concesión es en 2024 o 2031, en función de la sentencia europea que pesa sobre la adjudicación.

Esta resolución se vislumbra a más largo plazo, por eso era importante para El Espinar en general, y en particular para San Rafael, que se articulara una medida que paliara en todo lo posible el paso de camiones y vehículos articulados por la travesía de la discordia. Esta alternativa, que fue la acordada el pasado octubre con el representante del Ministerio de Fomento, sí ha caducado.