El buen tiempo depara una Feria de El Ángel multitudinaria en Fuentepelayo

Un público numeroso recorre el recinto ferial./M. Rico
Un público numeroso recorre el recinto ferial. / M. Rico

La organización calcula que más de 20.000 personas han acudido desde el viernes a esta cita multisectorial

MÓNICA RICOFuentepelayo

Más de 20.000 personas, según los cálculos de la organización, pasaron este fin de semana por Fuentepelayo, animadas por las agradables temperaturas y el sol que durante todos los días han acompañado el desarrollo de la Feria de El Ángel, la cita de maquinaria agrícola y ganadera más importante de la provincia. Ha sido una de las ediciones más multitudinarias que se recuerdan en los últimos años, puesto que la feria suele venir acompañada de frío, lluvia e incluso algún año de nieve, y unas temperaturas más bajas, habituales de esta época del año.

En los últimos años, la cita, organizada por el Ayuntamiento, ha tomado un carácter multisectorial, aunque sin olvidar sus orígenes, las antiguas ferias de grano y ganado, cuyo máximo exponente en la actualidad llega de la mano de la Feria del Caballo, que complementa sus espectáculos equinos con la compraventa de animales. La feria se extiende a lo largo de 20.000 metros cuadrados, de los que 12.000 son exteriores y se ven tomados por grandes tractores y maquinaria agrícola y ganadera. La fisonomía de Fuentepelayo cambia gracias a la llegada de la maquinaria, que transforma la calle El Ferial y sus aledañas en una exposición al aire libre.

La localidad de Fuentepelayo se sitúa como punto neurálgico de atención de los sectores agrícola y ganadero, y es esta feria la elegida para presentar al público las principales novedades de la temporada. Además, la cita cuenta cada año con un espacio para el análisis y el debate sobre las cuestiones de actualidad en esos ámbitos, a través de unas jornadas técnicas que este año han puesto el foco en dar a conocer un novedoso sistema de tratamiento del purín, en lo que se refiere a ganadería, y en la biodiversidad, en lo referente al entorno agrario, en concreto en la Operación Polinizador, que pretende impulsar las poblaciones de insectores polinizadores.

Los agricultores y ganaderos de toda la comarca no suelen faltar a esta cita cada año, donde habitualmente no se realizan operaciones, sino contactos para después cursar visitas comerciales para que los interesados conozcan más en profundidad los artículos en los que están interesados. En esta ocasión se vieron como cada año las mejores máquinas del mercado, como tractores, cosechadoras o abonadoras, aunque también accesorios como arados y otros encaminados al confort en la cabina, mejoras de la visibilidad, mejoras de rendimiento, protección, almacenamiento o soluciones de enganche.

El carácter multisectorial de la muestra consigue atraer hasta Fuentepelayo actividades comerciales de diversa índole, por lo que además de maquinaria agrícola y ganadera, durante todo el fin de semana se pudieron ver y adquirir artículos de alimentación, artesanía, decoración, muebles, complementos, moda, telefonía, productos industriales y nuevas tecnologías, entre otros.

Perfil variado

El perfil de los visitantes es muy variado, no se limita a los agricultores y ganaderos interesados en conocer las últimas novedades del sector. De hecho, son muchas las familias que acuden a disfrutar de unas horas o de toda la jornada, lo que les permite también saborear la gastronomía local o probar los diferentes productos que se ofrecen en La Panera, un pabellón dedicado al sector de la alimentación que ofrece gran variedad de viandas dulces y saladas. Además existen dos pabellones más, uno dedicado a productos industriales y otro a la artesanía, textil, y con un rincón también dedicado a la alimentación, debido al gran número de expositores que cada año quieren participar en la Feria de El Ángel. A toda esta oferta hay que sumar un mercadillo cercano al recinto ferial.