Los bolillos toman Cuéllar

Desfile de moda histórica, ayer, en los paseos de San Francisco. /M. R.
Desfile de moda histórica, ayer, en los paseos de San Francisco. / M. R.

Un desfile de moda histórica, sorteos y una paella de hermandad completan la feria Entre Costuras y Tradición

MÓNICA RICOCuéllar

Cargadas con sus labores, bolillos, hilos, alfileres y agujas, más de dos centenares de bordadoras y encajeras se citaron ayer en los paseos de San Francisco para participar en la quinta edición de la feria Entre Costuras y Tradición, puesta en marcha por las asociaciones Virgen del Henar, Los Molinos y La Piñuela junto con el Ayuntamiento de Cuéllar, que se va consolidando como una de las grandes citas dedicadas a la costura en el calendario regional.

La iniciativa trata de mostrar la labor artesanal que hay detrás de la costura, ponerlo en valor y darlo a conocer a las nuevas generaciones para que no se pierda. Así, las 200 participantes en la cita cuellarana pudieron disfrutar ayer realizando sus labores en distintas técnicas y con diferentes hilos, a la vez que conocieron las confecciones de sus compañeras, descubrieron trucos y nuevas técnicas, además de realizar compras de productos de costura en los puestos instalados para tal fin.

Además de los básicos y los hilos más demandados en el mercado, no faltaron los bolillos en distintas maderas, hilos de bambú, agujas, plantillas para tul y telas y tejidos para facilitar las labores de las participantes. En algunos casos encontraron incluso productos difíciles de adquirir en las mercerías tradicionales, por lo que fueron muchas las que aprovecharon la oportunidad para completar sus costureros. La cita se abrió con el recibimiento de las costureras, tras lo cual la concejala de Cultura, Maite Sánchez se encargó de la bienvenida, agradeciendo a las asociaciones organizadoras que celebren este día en Cuéllar y animando a todas las costureras y bordadoras a disfrutar del encuentro, que cada año atrae a gran número de personas de distintos puntos de la región y de la Comunidad de Madrid, en su mayoría. A todas les deseó que pasaran un gran día, «sobre todo viendo las labores de vuestras compañeras, pero también de otras épocas», para lo cual se había invitado a la delegación de Valladolid de la firma María de Meló para mostrar algunos trajes históricos, acto en el que participó Gema Guerra, experta en este tipo de moda. Para ello se realizó un pequeño desfile en el que se contó con corregidoras y damas de los últimos años que actuaron como modelos. Las participantes fueron Sara Bayón, corregidora del año 2012; Andrea Calvo, dama de 2014; Maite Mateo, corregidora de 2016; Paula de la Calle, corregidora de 2017; Sheyla Mayor, corregidora de 2018; Sandra Montalvillo, dama de 2018; y Rebeca Rodríguez, dama de 2018.

Tras el corte de la cinta de inauguración tuvo lugar el desfile en la alfombra roja instalada para tal fin en los paseos de San Francisco. Mediante el desfile, las asistentes pudieron conocer cómo ha ido cambiando la figura femenina a lo largo de un siglo y medio, desde principios del XIX hasta mediados del XX, empezando por la ropa interior.