La biblioteca municipal de Cuéllar contará con un acceso directo a la primera planta

Actual acceso a la biblioteca Cronista Herrera. /M. Rico
Actual acceso a la biblioteca Cronista Herrera. / M. Rico

Las obras que mejorarán la accesibilidad del edificio empezarán el día 16

MÓNICA RICOCuéllar

La empresa Baruque Proyectos Urbanos S. L. comenzará, el próximo lunes 16 de septiembre, las obras para la mejora de las condiciones de accesibilidad del edificio de la biblioteca municipal Cronista Herrera, que se centrarán tanto en los accesos como en los servicios que se vienen dando en el interior y en sus recorridos. Las obras tendrán un coste de 33.979,22 euros. Las obras se centrarán en la planta superior y la actuación principal pasa por la realización de una entrada a esta planta directamente desde la calle, lo que es posible puesto que se cuenta con la cota de esta planta a la misma altura que una plataforma situada entre la calle Duque de Alburquerque y el propio edificio.

La obra proyectada comprende también los trabajos de adecuación de los espacios existentes, con la mejora en la distribución, cambios de uso de algunas estancias, renovación de carpinterías interiores y ampliación de huecos y pasillos, mejora en algunas instalaciones, ampliación de los aseos con la incorporación de uno adaptado, y mejora de la urbanización.

Para la realización de la entrada a la planta superior, en primer lugar será necesaria la ejecución de un itinerario accesible mediante una rampa que conecte la plataforma-patio con la acera y salve los escalones previos por el lado de la plaza del Campo. Esta rampa irá pegada al muro de separación entre la calle Alburquerque y la plataforma. También será imprescindible la regularización de pequeños desniveles en la acera previa a la rampa y junto a la fachada principal, para permitir el tránsito accesible a la planta baja desde la calle Escuelas.

En cuanto a las obras a realizar en el propio edificio, se intervendrá únicamente en la planta primera, destinada a la actividad de biblioteca, puesto que la zona inferior cuenta con una sala multiusos que se suele utilizar para exposiciones, charlas, conferencias, cursos y otros actos similares.

Para ello se propone la apertura de un nuevo acceso al edificio directamente a la planta primera desde la plataforma en la que se proyecta la rampa. Para ello se plantea una puerta de anchura de paso mayor a 80 centímetros con apertura hacia fuera, que se situará en la fachada oeste, en el mismo lugar que actualmente ocupa un hueco de ventana. Se analizará si es necesaria la creación de una pequeña rampa para solventar el desnivel que pueda existir entre el piso acabado del interior y el exterior de la plataforma.

En el interior, fundamentalmente se plantea la adaptación de los espacios a la ley de accesibilidad. El mayor cambio que se realiza es la creación de un nuevo aseo adaptado. Para ello se desplaza el aseo de mujeres y se coloca el nuevo entre los dos existentes, lo que implica una reorganización de toda esta banda de espacios con la eliminación de la sala de despacho, y todo el espacio restante en esta zona se vincula al uso informático, pues junto a los baños se encuentra la sala de ordenadores. En cuanto a las intervenciones que se realizan en los aseos, se plantea la sustitución de todos los acabados, todos los sanitarios y la colocación de nuevas cabinas de inodoros en el aseo de mujeres.

Vestíbulo

Desde el nuevo acceso se levantará una partición entre este y la sala de lectura infantil, para lo que se creará un vestíbulo-pasillo para independizar la sala y no acceder directamente a ella. Por otro lado, esta acción también es favorable para condicionar el acceso a la sala de lectura infantil a través de la sala de control y así cumplir con la necesidad del centro de aumentar la vigilancia. Con esta nueva distribución se colocan nuevas carpinterías interiores y se adaptan algunas de las puertas de paso existentes para que cumplan con las normas de accesibilidad. En concreto son nueve unidades las que quedan afectadas, incluido una puerta corredera para el aseo adaptado.

Por último, la realización de las obras requerirá la adaptación de las instalaciones de fontanería, saneamiento, electricidad y calefacción a la nueva organización de espacios propuesta, además de la adaptación y compleción de las instalaciones vinculadas a las condiciones de seguridad en caso de incendio.

En definitiva, las obras se centrarán en crear el acceso directo a la planta primera mediante recorridos accesibles y libres de obstáculos, la adaptación de los aseos de la planta primera y un mayor control de los accesos a las salas de lectura. Durante el desarrollo de las mismas, tanto la sala de lectura como el préstamo de libros se trasladarán a las instalaciones del palacio de Pedro I.