Con el bastón de mando no basta

Arriba, de izquierda a derecha, Azucena Suárez (PP), Sara Dueñas (PP) y Gloria Hernando (PSOE). Abajo, Magdalena Rodríguez (PP), Noemí Otero (Ciudadanos) y Concepción Rubio (PSOE). /A. de Torre
Arriba, de izquierda a derecha, Azucena Suárez (PP), Sara Dueñas (PP) y Gloria Hernando (PSOE). Abajo, Magdalena Rodríguez (PP), Noemí Otero (Ciudadanos) y Concepción Rubio (PSOE). / A. de Torre

Segovia tiene cerca de 50 alcaldesas, cifra que se multiplica si se habla de concejalas; pero en la Diputación solo habrá seis escaños ocupados por mujeres

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

¿Paridad? ¿Equidad? Si hojean los programas electorales de los partidos políticos para los últimos comicios municipales seguro que estos conceptos figuraban como valores en los capítulos dedicados a la igualdad entre hombres y mujeres. Parrafadas en documentos y alegatos en mítines jaleados por los feligreses; pero del dicho al hecho, ya se sabe que va un trecho. En la primera oportunidad para poner negro sobre blanco tan bondadosas intenciones, y los partidos con representación en la Diputación se atascan en la proporción que ya venían ofreciendo la cámara provincial en el último mandato. De los veinticinco escaños, seis están y estarán ocupados por mujeres.

Una casi coincidencia en la proporción. El 23% de los bastones de mando de los 209 ayuntamientos de la provincia están en manos de alcaldesas. Hay 48 regidoras en este nuevo mandato, que se distribuyen entre el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español en su inmensísima mayoría. Había una excepción en Valverde del Majano, pero la dimisión de Carmen Gómez, de Ciudadanos, afianza la regla del color político. Mientras tanto, en la composición de la próxima Diputación, y a tenor de las listas presentadas por los diferentes partidos, el 24% de los diputados provinciales serán mujeres. Ese aparente equilibrio salta por los aires cuando se cuentan las concejalas con acta que trabajan en los consistorios de la provincia. Esos 48 bastones de mando se multiplican con las ediles. Por lo tanto, ese 24% es engañoso.

Solo una regidora

La ratio por sexos en la Corporación miente porque no refleja la paridad del padrón provincial, en el que el 50,3% son hombres y el 49,7%, mujeres; y confunde porque son muchas más representantes municipales escogidas por los votantes en las urnas. Si se tienen en cuenta solo y exclusivamente las 48 alcaldesas, solo una se sentará en la Diputación que viene. Magdalena Rodríguez quien además repite escaño con respecto al mandato que se va. Asimismo, revalida su puesto por el Partido Popular Sara Dueñas, a pesar de haber perdido la Alcaldía de La Losa. La tercera mujer en las filas populares de la próxima institución es Azucena Suárez, edil en el Ayuntamiento de la capital. Estas siglas ganan una representante femenina con respecto al cuatrienio anterior.

Por otra parte, el Partido Socialista Obrero Español no aporta ninguna alcaldesa y persiste en no contar con representación de la corporación municipal de la capital en la Diputación. El último fue Juan José Sanz, en 2001. Sí continúan la teniente de alcalde en Bernuy de Porreros, Gloria Hernando, y la concejala en El Espinar, Concepción Rubio. La portavoz del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la ciudad, Noemí Otero, completa la presencia femenina de seis diputadas provinciales en el llamado 'ayuntamiento de los ayuntamientos'.