La Base Mixta atiende 6.600 órdenes de abastecimiento a las unidades del Ejército

El coronel Santiago Andrés Llorente entrega el premio San Cristóbal 2019 a la trabajadora María Paloma Rapp, ayer. / Antonio de Torre
El coronel Santiago Andrés Llorente entrega el premio San Cristóbal 2019 a la trabajadora María Paloma Rapp, ayer. / Antonio de Torre

El actual PCMSA nº2 ha transformado 30 transportes oruga acorazados durante el último año

MARÍA SOPENASegovia

El personal del Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados (PCMSA) nº2, popularmente conocida como la Base Mixta, celebró ayer la festividad de San Cristóbal, patrón del servicio de automovilismo del Ejército desde hace 75 años. En presencia de las autoridades locales, el coronel jefe del parque, Santiago Andrés Llorente, mostró su orgullo de estar al mando del equipo y destacó los avances conseguidos durante el último año.

Según Andrés Llorente, en este periodo se han alcanzado los objetivos de producción previstos. Así, se ha efectuado la transformación completa de 30 transportes oruga acorazados, así como la reparación al máximo nivel de 8 obuses autopropulsados y de 4 transportes oruga de montaña. Además se ha realizado la revisión decenal y reparación de 5 carros de combate centauro. Para ello, han sido necesarias más de 80.000 horas de trabajo. A todo hay que sumarle los apoyos móviles de los equipos de mantenimiento de Artillería, que han supuesto cerca de 140 revisiones hipocelométricas, lo cual obliga a los trabajadores a recorrer muchos kilómetros anualmente. A estos datos hay que añadir las más de 500 reparaciones de conjuntos y subconjuntos efectuados por las empresas españolas del sector de la defensa.

En relación con la función logística, se han atendido más de 6.600 órdenes de abastecimiento a las unidades del Ejército de Tierra, asegurando su recepción tanto dentro y fuera de nuestras fronteras. Se está manteniendo «satisfactoriamente» la disponibilidad operativa de los Transporte Oruga Acorazados, los llamados TOAS, desplegados en Letonia. Asimismo, se está llevando a acabo la labor de dar de baja aquellos materiales no reparables u obsoletos.

En el área de gasto, el coronel destacó la tramitación de más de 100 contratos y expedientes de gasto, habiéndose gestionado más de 4 millones de euros en créditos para actividades logísticas y otro medio millón de euros para el mantenimiento de la base. En 2019, asegura el coronel, ya se han adjudicado más del 90% de los contratos de los que son responsables. Se está experimentando un avance hacia la administración electrónica utilizando como principal instrumento la plataforma de contratación del Estado.Por otra parte, se han completado las evaluaciones iniciales de prevención de riesgos laborales en la totalidad de puestos de trabajos y se ha aprobado el plan director de mantenimiento de la infraestructura con vigencia para los próximos cinco años además de mejorar las condiciones del alojamiento turístico.

En el área de ingeniería, se han realizado más de 800 inspecciones de calidad a los repuestos que entran en los almacenes y talleres y más de 60 calibraciones de equipos de inspección, medida y ensayo asegurando los máximos estándares de calidad. Se ha comenzado con los trabajos para la adecuación de su sistema de calidad en las fuerzas armadas, la PECAL 2110, y se ha continuado con la formación en el uso de las últimas tecnologías asociadas a la fabricación aditiva, sentando las bases para la fabricación de repuestos con materiales y compuestos metálicos.

El responsable del PCMSA 2 reconoció las actuaciones de la plana mayor de mando, destacando los resultados que ha obtenido la auditoría externa de gestión medio ambiental con la gestión eficiente que se ha hecho de más de 120 toneladas de residuos. Quiso también agradecer por su colaboración a la Policía Nacional, a los Bomberos, a la Policía Local y a la Guardia Civil. Por último, felicitó a María Paloma Rapp Fernández por haber sido merecedora del premio San Cristóbal 2019 por sus más de 33 años de trabajo para este centro.