La Banda de Música y la Coral Cuellarana rondan a la corregidora

La corregidora y sus damas muestran la lámina que tendrán como recuerdo de su nombramiento. /M. R.
La corregidora y sus damas muestran la lámina que tendrán como recuerdo de su nombramiento. / M. R.

Sara Zarzuela y sus damas, Sara Pesquera y Lucía Díez, viven la noche más especial de las previas a las fiestas del Rosario

MÓNICA RICOCuéllar

Con los balcones adornados con mantones y a la luz de las velas, el patio de Tenerías se llenó de música y de ambiente prefestivo en la tradicional Ronda a la Corregidora, acto en el que la Banda Municipal de Música y la agrupación Coral Cuellarana pusieron las notas para realzar el protagonismo de Sara Zarzuela y sus damas, Sara Pesquera y Lucía Díez. Acudir bajo los balcones de las mozas para cantar canciones y rondarlas era, hasta hace unas décadas, una forma de cortejo viable, y que aún hoy se mantiene, con las lógicas variaciones del paso del tiempo. La ronda es una característica del folclore rural, apuntan los expertos, aunque hoy queda reservada a la noche anterior a la boda, cuando la novia suele ser sorprendida por una rondalla, los amigos del novio, sus propias amigas o familiares, rondando bajo su balcón.

En Cuéllar esta tradición se mantiene pero no solo tiene como protagonistas a las novias en la noche anterior a sus nupcias, sino que se realiza cada año con la corregidora de las fiestas y sus damas, en un acto previo a la celebración de los festejos, cuando ya han sido presentadas oficialmente pero aún no han recibido su nombramiento, que este año llegará el próximo 24 de agosto durante el pregón inaugural.

La noche de este martes, las voces de la Coral Cuellarana fueron las primeras en abrir el acto. 'Ay, linda amiga' fue la primera canción, y luego 'Una lágrima', con sones de habanera. No fue hasta la tercera, cuando la Coral interpretaba la Jota de Torreadrada, que la corregidora, Sara Zarzuela, y sus damas, Sara Pesquera y Lucía Díez, saleron al balcón. Fueron recibidas entre aplausos de decenas de personas que cada año acuden de forma tradicional a esta cita, cada año más arraigada en el programa festivo de los cuellaranos.

De hecho, hasta hace unos años, esta ronda a la corregidora era un acto más privado, en el que la familia invitaba a amigos y familiares y en el que la banda y la coral acudían hasta la casa de la joven que ese año ostentaba el cargo para interpretar unas canciones. Desde hace menos de una década, la celebración se trasladó hasta el espacio Tenerías, un lugar público. La celebración se incluyó en la programación de verano como un acto abierto a todos los vecinos que quisieran acompañar a la corregidora y las damas en una noche especial. Desde entonces se mantiene allí y son muchos los cuellaranos que se acercan hasta el lugar para felicitar a las jóvenes.

Desde el balcón

Ya con la corregidora y sus damas en el balcón, la Coral continuó su interpretación con el tema 'Tú me haces tan feliz', para después unir sus voces a los sones de la Banda Municipal de Música. Los flamantes pregoneros de las fiestas interpretaron un 'medley' de tuna, con los cantantes cuellaranos, que buena parte del público coreó, con temas tan conocidos como 'Clavelitos' y el pasodoble 'Campanera', momento en el que las jóveness descendieron del balcón para agradecer a los músicos su deferencia. Después, el concierto continuó a ritmo de jota y las protagonistas bailaron 'La cuellarana' con el alcalde, Carlos Fraile, y los concejales Tomás Marcos y Montserrat Sanz.

Como regalo y recuerdo, los representantes del Ayuntamiento entregaron a las tres jóvenes una lámina personalizada en la que cada una está ataviada con el traje segoviano que lucirán el próximo sábado en el pregón.

Agenda

Esta semana, la corregidora y sus damas, continúan con la agenda de actos oficiales en los que es requerida su presencia, como su participación en la fiesta Cuéllar Mudéjar. El domingo bailarán la jota en el tradicional concierto 'A por ellos' que interpretará la Banda Municipal de Música y el miércoles acudirán al traslado procesional de la Virgen del Rosario desde San Miguel hasta la iglesia de Santo Tomé.