El Ayuntamiento da un ultimátum al dueño del solar próximo a un colegio donde hubo avalancha de rocas

Ladera en la que se produjeron los desprendimientos. /El Norte
Ladera en la que se produjeron los desprendimientos. / El Norte

El propietario, en paradero desconocido, dispone de un mes para presentar un informe geotécnico, según la notificación publicada en el BOE

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la notificación dirigida al propietario del terreno situado en el polígono de Las Lastras en peligro de desprendimiento, para que inicie, de manera urgente, los trabajos que garanticen la estabilidad del suelo. La notificación en el BOE se produce tras la imposibilidad, por parte del Ayuntamiento, de localizar el domicilio del titular de la parcela durante las últimas semanas. Si en el plazo de un mes el propietario no hubiera presentado el informe geotécnico y el proyecto de ejecución con las medidas a adoptar, para que, una vez aprobada la documentación pueda proceder a realizar las obras, será el Ayuntamiento el que lo ejecute de manera subsidiaria, repercutiendo los gastos al propietario. Se estima que el coste del estudio geotécnico y el del proyecto a realizar alcanza los 11.000 euros. Esta cantidad no incluye el valor de las obras, ya que antes es preciso conocer el estado actual del terreno y la propuesta de las actuaciones para lograr la estabilidad del terreno y que pongan fin al riesgo actual inminente de desprendimiento (información que proporcionará el estudio geotécnico para con posterioridad poder redactar el proyecto a realizar).

Proximidad al colegio

El pasado abril, el portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia, Ángel Galindo, reclamó la realización de estudios de riesgos geológicos tras los desprendimientos de roca que se produjeron a finales de marzo en la ladera, cercana al colegio de educación Infantil y Primaria Carlos de Lecea, con algunos bloques de considerable tamaño que alcanzaron el borde de la valla del colegio. En octubre, Galindo volvió a preguntar por la situación y el Ayuntamiento, a través de la concejala Paloma Maroto, respondió que se había intentado localizar al dueño del terreno sin suerte hasta la fecha. Un mes después, sin noticias sobre el paradero del propietario, el Ayuntamiento ha recurrido a la publicación en el BOE para requerir al dueño a que tome medidas, siendo el último paso antes de que la administración municipal actúe de manera subsidiaria.

Temas

Boe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos