El Ayuntamiento regulará la tenencia de animales potencialmente peligrosos

Perros en el parque Huerta del Duque de Cuéllar. /M. R.
Perros en el parque Huerta del Duque de Cuéllar. / M. R.

El gobierno municipal modificará la ordenanza sobre seguridad y convivencia

MÓNICA RICOCuéllar

El Ayuntamiento de Cuéllar, a través de su concejalía de Seguridad, regulará la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Lo hará a través de modificaciones a la ordenanza reguladora de la seguridad y convivencia ciudadana, donde se incluirá un nuevo capítulo, que regulará especialmente los animales de la especie canina.

De hecho, uno de los artículos que se estudia incluir, señala directamente a los perros potencialmente peligrosos, apuntando que estos son los que pertenecen a determinadas razas como pit bull terrier, rottweiler o dogo argentino (entre otros) y sus cruces. También lo serán aquellos canes cuyas características se correspondan a fuerte musculatura, robusto, configuración atlética, marcado carácter, pelo corto, cuello ancho, musculoso y corto y determinadas medidas para el perímetro torácico, la altura a la cruz y el peso, además de particularidades del pecho, lomo y extremidades.

También se incluirán aquellos perros que, aunque no se encuentren incluidos en los dos apartados anteriores, manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales. En este caso, esta potencial peligrosidad podrá ser apreciada por el Ayuntamiento o por otra autoridad competente, atendiendo a criterios objetivos, bien de oficio, o bien tras haber sido objeto de una notificación o denuncia. Así, a partir de la entrada en vigor de la nueva normativa, los propietarios de estos canes necesitarán una licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos, que será otorgada por el Ayuntamiento si el solicitante reside en el término municipal. También la otorgará la administración local de Cuéllar en el caso de que la tenencia, la actividad de comercio o adiestramiento tengan lugar en el mismo término.

La obtención o renovación de la licencia administrativa requerirá el cumplimiento por el interesado de varios requisitos, como ser mayor de edad, no haber sido condenado por distintos delitos, no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos y disponer de capacidad física y aptitud psicológica para ser propietario de dichos animales. También se exigirá la acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros que incluya o se refiera concretamente a los riesgos derivados de la tenencia de este tipo de animales, con una cobertura por tal concepto no inferior a 180.000 euros.

El interesado que pretenda la obtención o renovación de la licencia, deberá solicitarlo por instancia dirigida al alcalde del Ayuntamiento. Junto a la misma, se deberá acompañar diversa documentación acreditativa del cumplimiento de los requisitos necesarios para la tenencia de los animales. La licencia administrativa será otorgada o renovada por el alcalde o el órgano en el que delegue, una vez verificado el cumplimiento de dichos requisitos. Su validez será de cinco años, pudiendo ser renovada por períodos sucesivos de igual duración. La renovación de la licencia llevará implícita la renovación de toda la documentación necesaria para su obtención.

Registro

En la modificación de la ordenanza, también se pretende crear un artículo que se centrará en el registro de animales potencialmente peligrosos, que, a partir de ahora, incluirá una hoja registral por animal, donde constarán los datos personales del propietario o criador, fecha de la licencia para la tenencia e incidencias sobre la misma, además de su vigencia, las características del animal que hagan posible su identificación, la acreditación de su identificación mediante micro chip o el lugar habitual donde se halle el animal. Será el titular de la licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos el encargado de solicitar la inscripción en el registro, que se debe realizar dentro de los quince días siguientes a la obtención de la correspondiente licencia municipal. El registro se gestionará a través de las dependencias de la Policía Local y se coordinará con el registro correspondiente de Castilla y León. La normativa también incluye un artículo destinado al adiestramiento, prohibido según marca la ley si está dirigido exclusivamente a acrecentar y reforzar la agresividad de los animales para peleas y ataque. En el caso del adiestramiento para guarda y defensa, éste se deberá efectuar con personal en posesión del certificado de capacitación expedido u homologado por la autoridad administrativa autonómica competente.

 

Fotos

Vídeos