El Ayuntamiento prevé abrir el aparcamiento de José Zorrilla a mediados de mayo

Entrada de vehículos al 'parking' de José Zorrilla. /A. de Torre
Entrada de vehículos al 'parking' de José Zorrilla. / A. de Torre

Una resolución de la Alcaldía permitirá poner en funcionamiento las plazas en rotación del subterráneo con el reglamento en trámites

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El reglamento de utilización del aparcamiento subterráneo de la plaza de José Zorrilla quedó dictaminado ayer en la reunión de la comisión informativa del área de Urbanismo. La norma pasará el próximo lunes por el pleno del mes de abril que celebrará el Ayuntamiento de Segovia, pero su entrada en vigor se retrasará al menos hasta el mes de junio, pues ha de pasar por el trámite de exposición pública de un mes para que puedan presentarse alegaciones. Sin embargo, las plazas en rotación del aparcamiento podrán ser utilizadas antes, pues los planes de la Concejalía de Tráfico, Transportes y Movilidad, contemplan reabrir la infraestructura a mediados de mayo.

Ramón Muñoz-Torrero, concejal del área, comentó que confía en que el reglamento que pasó ayer por la comisión de Urbanismo sea aprobado en el pleno del próximo lunes, ya que los grupos de la oposición no pusieron muchas objeciones y la norma «es un reglamento al uso para este tipo de infraestructuras».

También parece que saldrá adelante la propuesta para que el 'parking' pueda ser reabierto con una resolución de la Alcaldía, que ha de ser informada antes de su publicación por los técnicos municipales. Este trámite sitúa la orden o el decreto hacia el 10 o el 11 de mayo, de manera que las plazas en rotación del subterráneo de José Zorrilla podrían estar a disposición de los usuarios a mediados del mes próximo, calcula Muñoz-Torrero. En la reunión de ayer de la comisión informativa también fue abordado el proyecto de explotación, que contiene una memoria social, una técnica y otra económica.

De hecho, una vez aprobado el sistema de gestión directa por el Ayuntamiento, subsanadas las deficiencias e instalados los nuevos sistemas de control y accesos, el aparcamiento funciona casi con normalidad para los residentes que son cesionarios de plazas, con quienes el concejal y los técnicos del área de Tráfico, Transportes y Movilidad mantuvieron una reunión el pasado día 9 para entregarles las tarjetas que dan acceso al aparcamiento (también han sido superados los errores iniciales del nuevo sistema), que utilizan desde el día 15.

La instalación de las cámaras de vigilancia, cámaras de lectura de matrículas, máquinas y barreras de acceso y salida, máquinas expendedoras de billetes, cajero automático de cobro, accesos peatonales, software de las instalaciones, plan de mantenimiento, etcétera ha sido realizada por la empresa Equinsa Parking SLU, que se ocupará del mantenimiento durante dos años.

Tres años cerrado

A falta del reglamento, «el aparcamiento puede estar totalmente operativo en mayo», señaló Muñoz-Torrero. Serán casi tres años después de que la concesionaria, Collosa-Pygsur, lo cerrara. Y este tiempo prolongado ha sido muy criticado por los grupos de la oposición, sobre todo por el PP, que achaca a la alcaldesa que no haya cumplido «ni un solo plazo» de los que ha mencionado durante este tiempo.

En su descargo, Muñoz-Torrero declaró que la tramitación ha impuesto los plazos. «En realidad nos pudimos hacer cargo del aparcamiento de José Zorrilla en febrero de 2018, cuando la concesionaria lo abandono», señaló el edil, quien añadió que después ha habido que «aprobar los proyectos para subsanar las deficiencias, realizar las obras, y aprobar los pliegos para adjudicar los nuevos sistemas de acceso, y la licitación también ha tenido sus problemas», al no presentar la documentación exigida la primera adjudicataria.

Pero estos trámites no impiden que la actual portavoz del grupo municipal del PP, Raquel Fernández, haya criticado los sucesivos retrasos, a su juicio consecuencia de la «nefasta gestión» del equipo de Clara Luquero, y que el subterráneo vaya a abrir en plena campaña electoral.

Será así si se cumplen las previsiones, pero la alcaldesa hace meses que no pone fechas.