El Ayuntamiento licita el suministro de las carpas para la Feria de Cuéllar

Expositores en la Feria de Cuéllar de 2018./M. R.
Expositores en la Feria de Cuéllar de 2018. / M. R.

La edición de este año tendrá lugar en los alrededores del castillo entre los días 3 y 5 de mayo

MÓNICA RICOCuéllar

El Ayuntamiento se encuentra ya preparando los detalles de la próxima edición de la Feria de Cuéllar, una cita que se celebrará del 3 al 5 de mayo en el entorno del castillo de los duques de Alburquerque. Si el pasado mes de enero abría la convocatoria para la participación de expositores, esta misma semana ha sacado a licitación el suministro de las carpas para dotar a la muestra de la infraestructura necesaria para su desarrollo.

Así, el Ayuntamiento contratará el suministro, en régimen de arrendamiento, de una carpa poligonal de 55 por 40 metros y de 36 carpas tipo jaima de 5 metros cuadrados, con paredes de lona. El contrato implica, asimismo, las obligaciones de instalación, mantenimiento y desmontaje de la carpa y las instalaciones anejas. El presupuesto base de licitación asciende a 42.500 euros más impuestos, lo que supone un total de 51.425 euros.

La utilización de las carpas e instalaciones anejas por parte del Ayuntamiento será desde el día 3 hasta el 5 de mayo, ambos inclusive, aunque el Consistorio pide que, para que los expositores puedan instalar sus stands, el día 29 de abril debe estar concluida su instalación y a disposición de los comerciantes. El desmontaje deberá estar concluido antes del día 12 de mayo.

Entre los criterios de valoración, además de la reducción del precio sobre el tipo de licitación, también aparecen la instalación adicional de dos o más carpas entarimadas, enmoquetadas e iluminadas, con cortinas laterales, de la menos cinco metros cuadrados cada una, de forma gratuita para el Ayuntamiento.

Además, en este contrato se incluye un criterio de valoración mediante juicio de valor, en el que se valorarán las características estéticas de la carpa ofertada, en razón de su mayor adecuación a la finalidad para la que se contrata. Para la valoración de este criterio, los licitadores deberán adjuntar una memoria donde consten las características estéticas que, a juicio del licitador, mejoren las mínimas exigidas en el pliego y documentación fotográfica donde puedan observarse.

Este documento deberá contener un resumen de las mejoras ofertadas, que no podrá incluir propuestas que constituyan obligación según los pliegos de la licitación.