El Ayuntamiento ingresará 240.000 euros con la explotación de la estación

Trasiego de viajeros, ayer, por las instalaciones de la reformada estación de autobuses. /A. de Torre
Trasiego de viajeros, ayer, por las instalaciones de la reformada estación de autobuses. / A. de Torre

El plan de gestión está pendiente del alquiler de «siete u ocho» locales ahora vacíos, matiza el concejal de Tráfico

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El Ayuntamiento de Segovia tenía la mala experiencia de la gestión privada de otras infraestructuras, como el 'parking' José Zorrilla, y decidió que la estación de autobuses, ya certificada por la Junta como tal, fuera municipal. El equipo de gobierno ultima el plan de gestión de las renovadas instalaciones del paseo Ezequiel González. El concejal de Tráfico, Ramón Muñoz-Torrero, no se atreve a dar plazos, pero avanza que es inminente. La oposición en el Consistorio ha criticado reiteradas veces la demora en poner en marcha este plan que ha de regular la explotación de la estación de autobuses.

El edil confirmó que los ingresos totales que conllevan los arrendamiento de locales y la suma del cobro de las tasas ronda los 240.000 euros. Si bien, ese dinero «está equilibrado con los gastos» que acarrea el mantenimiento y el funcionamiento. De ese montante, «entre 27.000 y 30.000 euros provienen de los alquileres» de los establecimientos. A día de hoy, hay «entre siete y ocho locales vacíos», añadió Ramón Muñoz-Torrero; aunque la previsión es que pronto estén ocupados y con actividad dado que «hay bastante interés y no habrá problemas para alquilarlos», precisó el edil.

En cuanto al plan de gestión tan reclamado por los grupos de la oposición, el concejal aseguró que «está ya, a falta de concretar los alquileres». Los precios de los arrendamientos se establecieron en consonancia con los de la zona. Muñoz-Torrero especificó que ese valor se ha fijado por parte de los técnicos y de expertos de urbanismo en 13 euros por metro cuadrado.

Por su parte, un representación del equipo de gobierno, con la alcaldesa Clara Luquero al frente, visitó ayer las remodelaciones y mejoras realizas en la accesibilidad de la estación. Por ejemplo, se ha colocado pavimento podotáctil para facilitar los recorridos a los usuarios con discapacidad visual; también se han instalado señales adaptadas para las personas con discapacidad sensorial. También ayudan a mejorar el tránsito por la estación las puertas correderas y automáticas que se han colocado en el acceso. En cuanto a la iluminación interior, el nuevo sistema permitirá ganar en eficiencia. Asimismo, se han llevado a cabo obras en los aseos, en la entrada a la campa en las zonas de mantenimiento; y se han colocado doce cámaras de vigilancia para garantizar la seguridad y persuadir a los vándalos de atacar el mobiliario.

Liderazgo de la Junta

La alcaldesa reconoció que prosiguen los contactos con la Junta para que ésta lidere la ejecución y explotación de la futura estación de autobuses que se pretende construir junto al viejo apeadero de Renfe. «No hay problema para la cesión del terreno» por parte de Adif, añadió Luquero, quien a su vez esbozó que la primera obra que habría que hacer sería la de retirar la vía férrea, algo que ya se ha estudiado.

La idea sobre la que se trabaja es la de articular entre ambas administraciones una explotación mediante concesión, aunque Luquero advierte de que el proyecto está planteado «a largo plazo».