El Ayuntamiento tendrá que expropiar una parcela cercana al CAT

Edificio CIDE del Círculo de las Artes y la Tecnología./A. de Torre
Edificio CIDE del Círculo de las Artes y la Tecnología. / A. de Torre

El PP solicita una comisión extraordinaria de Hacienda y Alfonso Reguera dice que se trata de una «intoxicación» de los populares

QUIQUE YUSTESegovia

Durante los últimos años, la oposición en el Ayuntamiento de Segovia ha dispuesto de dos cartas de peso para criticar al equipo de gobierno socialista: las sentencias judiciales desfavorables y la incertidumbre en torno al CAT. Dos asuntos que han marcado la labor del gobierno de Clara Luquero y que desde la semana pasada han cruzado sus caminos con una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo que obliga al Ayuntamiento de la ciudad a expropiar una parcela próxima al CAT. Se trata del último capítulo de un largo proceso de polémicas en torno a los costes y los posibles usos del inacabado edificio, que podría no ser el final si se cumplen los temores de los populares.

El concejal de Urbanismo dice que es un terreno en suelo rústico con un coste «mínimo» para el Ayuntamiento

«Podríamos estar hablando de una nueva condena que puede hipotecar a la ciudad durante los próximos cinco años», indicó en rueda de prensa la portavoz popular, Raquel Fernández, quien fue la encargada de desvelar una sentencia que pasó por la Junta de Gobierno Local del 31 de mayo y de la que la alcaldesa no hizo mención ante los medios. «No entendemos como no se dan explicaciones y no se ha dado información», subrayó Fernández, que acusó de «opacidad y oscurantismo» al equipo de gobierno socialista. «Basta ya. Es el momento de que de una vez por todas la alcaldesa ejerza como tal y no como concejala de Cultura», añadió.

Con la intención de lograr esas explicaciones, el Partido Popular propondrá la celebración de una comisión extraordinaria de Hacienda una vez que su intento de crear una comisión de investigación no logró salir adelante debido a los votos en contra de Ciudadanos. «Son cómplices de esta opacidad», señaló Fernández de la formación naranja.

No obstante, y pese a que los populares disponen de los concejales necesarios para convocar la comisión extraordinaria de Hacienda, propondrán al resto de grupos de la oposición que se sumen a la propuesta. «Queremos algo en sede oficial, que se levante acta y que se den las explicaciones necesarias ante la opacidad reiterada del equipo de Luquero», apuntó.

En concreto, Fernández espera obtener respuesta acerca de dos aspectos. El primero, sobre «gastos bajo sospecha que no se explican» relacionados con viajes, consultorías, traslados o asesorías y que en su conjunto –según afirmó la portavoz popular– suman más de 2 millones de euros. El segundo, la situación en la que queda el Consistorio tras la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo de Segovia que «obliga a expropiar una de las parcelas del CAT» después de que el Ayuntamiento «no haya cumplido con los compromisos adquiridos con los propietarios» que consistían, según Fernández, en otorgar metros cuadrados edificables en Prado Bonal.

Cantidad «mínima», según Reguera

La versión del equipo de gobierno es totalmente contraria a la presentada por los populares. Alfonso Reguera, concejal de Urbanismo, destaca que se trata de una parcela «que no tiene nada que ver con el CAT» y que se encuentra entre el edificio CIDE y las parcelas entregadas al Ministerio de Defensa.

Confirma el edil de Urbanismo que el Ayuntamiento recurrirá la sentencia y matiza que en caso de volver a perder en los tribunales «la repercusión en cuanto a costes es absolutamente mínima», al tratarse de una parcela de suelo rústico sin uso.

Además, explica que los propietarios de la parcela en cuestión son los únicos que no aceptaron la ocupación directa a cambio de derechos urbanísticos en el sector de Prado Bonal (como sí hicieron el resto de propietarios), abogando por una expropiación por la que ahora se decantan los juzgados.

«El PP lo que hace es continuar intoxicando en todos los sitios cuando no es verdad», declara Alfonso Reguera, quien asegura que este asunto «no nos preocupa lo más mínimo». Por último, indicó que el resto de propietarios de las parcelas próximas al CAT –y que sí aceptaron la ocupación directa– «son los que no han presentado el desarrollo urbanístico de Prado Bonal, pero ya lo harán en su momento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos