El Ayuntamiento de Cuéllar pedirá ayuda para rehabilitar la Senda de los Pescadores

Sena de los Pescadores, en Cuéllar. /M. Rico
Sena de los Pescadores, en Cuéllar. / M. Rico

El Consistorio solicitará un programa mixto de formación y empleo para arreglar un espacio natural emblemático

M. R.Cuéllar

El Ayuntamiento de Cuéllar está estudiando la presentación de la solicitud de un Programa Mixto de Formación y Empleo, subvencionado por la Junta de Castilla y León, para poder rehabilitar y arreglar la Senda de los Pescadores, uno de los espacios naturales más destacados de la localidad. Para ello se necesitará el permiso de la Confederación Hidrográfica del Duero, puesto que la zona transcurre de forma paralela al río Cega, así como de medio ambiente, al tratarse de un espacio natural. Aunque la Senda en estos momentos no se encuentra muy deteriorada ni en muy mal estado, puesto que el año pasado se realizaron varias intervenciones de entidad en la misma y ahora mismo se encuentra transitable, la intención de esta restauración que realizarían los alumnos de un programa mixto sería la de volverla a reestructurar y dejar su trayecto en mejores condiciones.

Por ello, la idea es que el trabajo se centre en la renovación de los puentes y la creación de nuevas zonas de paso, lo que se realizaría en los cuatro tramos que actualmente se encuentran en funcionamiento de la senda, con una longitud total de 7,3 kilómetros, de los que casi cuatro transcurren por la zona de ribera del río y el resto por el pinar.

La Senda de los Pescadores es uno de los principales espacios naturales de la localidad. Se trata de un camino natural adecuado para senderismo y rutas. Como tal, debido a su carácter natural, se suelen dar aspectos propiamente de la zona y evoluciona de forma constante, por lo que, a pesar de los trabajos de mantenimiento que se realizan cada temporada, en cualquier momento los senderistas pueden encontrarse nuevos inconvenientes.

Los interesados en realizar esta ruta pueden iniciar su recorrido junto a la autovía A-601, tomando la salida 57, donde se pueden dejar los vehículos. El acceso se realiza bajo el puente de la autovía y el camino se realiza junto al río Cega. Todo el trayecto está señalizado y al final de los diferentes tramos se puede regresar al punto inicial a través del pinar.

La senda se introduce, a lo largo de varios kilómetros, en uno de los montes de pino resinero más extensos e importantes del país. Junto a él, una variada fauna, que encuentra en el lugar un extraordinario hábitat. El río Cega se encaja en barrancos con una profundidad de entre 20 y 60 metros y una anchura máxima de 300 metros. Sobre las paredes de estos barrancos se instala un bosque de galería de una gran diversidad y abundancia, con características muy distintas según el grado de humedad del suelo y el soleamiento.