Ayuntamiento de Cuéllar y colectivo 8M organizan una campaña contra las agresiones machistas en fiestas

Reunión del colectivo (M de Cuéllar para preparar la campaña. /El Norte
Reunión del colectivo (M de Cuéllar para preparar la campaña. / El Norte

Un 'punto violeta' ofrecerá apoyo e información la noche del sábado 24 y las mañanas y tardes del domingo 25 y del miércoles 28

MÓNICA RICOCuéllar

El colectivo feminista 8M de Cuéllar y la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento han organizado una campaña para sensibilizar a la ciudadanía sobre las agresiones machistas, que se materializará durante las fiestas de la localidad. La campaña cuenta con la puesta en marcha de distintas actuaciones y la preparación de distintos materiales para que su difusión llegue al máximo de población.

Entre las medidas previstas, durante la noche del sábado y las mañanas y tardes del domingo y el miércoles de las fiestas (días 24, 25 y 28), el colectivo instalará un 'punto violeta' que se ubicará en la plaza de los Coches y cuyo fin será prestar apoyo e información. El mismo estará atendido por al menos dos voluntarias. Además, también se han realizado abanicos de cartón que informan sobre la situación de este 'punto violeta', el teléfono de contacto 615 07 40 56, que estará operativo las 24 horas del día durante todas las fiestas, y otros teléfonos de interés.

El colectivo también ha realizado dos pancartas, con el lema '¡No es no! Cuéllar libre de agresiones machistas', que se ubicarán en el balcón del Ayuntamiento y en la céntrica calle Las Parras. Igualmente se repartirán carteles que se instalarán en distintos espacios públicos, con el lema e información sobre la campaña.

Además, se ha elaborado un protocolo de actuación en caso de violencia machista específico para su utilización durante las fiestas de Cuéllar de este año 2019, con el objetivo de dar apoyo a la persona que lo necesite. Para el desarrollo de esta y el resto de iniciativas se cuenta con un grupo numeroso de voluntarias que durante las fiestas portarán un brazalete morado, a las que se pueden dirigir si se encuentran en cualquier situación relacionada con este tema.

Protocolo

El protocolo de actuación en caso de violencia machista se ha desarrollado con el objetivo de dar apoyo a la persona que solicite ayuda, centralizándose la misma en el 'punto violeta' que se situará en la plaza de Los Coches. La ayuda que se prestará «no tiene por qué ser siempre la misma», por lo que las voluntarias del punto violenta actuarán tanto si una persona necesita que alguien deje de molestarla, como acompañamiento a un lugar donde se sienta segura o si se solicita la presencia de cuerpos de seguridad o personal sanitario.

El protocolo también explica que se considera violencia machista todo atentado contra los derechos básicos de las mujeres, englobándose violencia física, psíquica y sexual. En cualquier caso, las voluntarias no valorarán inicialmente si se trata o no de un acto de violencia machista, «de forma que si una mujer solicita nuestra ayuda, se la prestaremos», detalla el documento, puesto que «el hecho mismo de buscar ayuda ya es un indicio de estar en una situación comprometida».

El protocolo también señala que el factor edad no tiene por qué ser determinante y que, respetando la diversidad y la identidad de género, el documento se hace extensivo al colectivo LGTBI, «por tratarse de un grupo especialmente vulnerable».

Tras señalar los horarios del punto violeta, el teléfono de ayuda, (que estará activo desde las 18:00 horas del viernes 23 de agosto hasta las 24:00 horas del jueves 29 de agosto), señalan que en zonas donde haya aglomeraciones habrá voluntarios, que se reconocerán por portar un brazalete violeta.

Asistencia

En el documento se especifica cómo actuar en caso de que se solicite ayuda y las etapas de resolución del incidente, comenzando por la asistencia inicial a la mujer, donde se señala que se debe mantener la calma, escuchar lo ocurrido, no interrumpir a la mujer en su discurso, reforzarlo e intentar proponer soluciones, y siempre «todo lo que nos cuenten debe ser privado y confidencial».

El segundo paso, tras informar de posibles acciones que puede llevar a cabo, será respetar la decisión de la mujer y actuar de acuerdo con su deseo. En el caso de agresión física, psíquica o sexual que necesite asistencia sanitaria, será necesario llamar al 112 y ofrecer toda la información que se requiera para que se aporte el recurso necesario. Si la mujer decide ir por sí misma al Centro de Salud, las voluntarias se encargarán de que vaya acompañada, bien por personas cercanas a ella que quieran colaborar o por personal del punto violeta.

Si la mujer «no quiere hacer nada», se respetará su decisión informada, y se le acompañará para que se encuentre con gente de su confianza, «con quienes se sienta segura». Además, si durante algún incidente se producen actitudes negativas del agresor, se le instará a que ceda en su comportamiento, y si no lo hace, se solicitará ayuda de Policía Local, además de alejar a la mujer del agresor.

Todas las personas que participen o apoyen el proyecto que pretende evitar las agresiones machistas en el desarrollo de las fiestas de Cuéllar deberán seguir este protocolo de actuación, siendo requisito indispensable el compromiso de no emplear la violencia de ningún modo.